HORIZONTE BORRACOSO

Por Alfonso Cifuentes Mellado

Cuando uno observa con detenimiento el panorama político en México, advertimos que nada fácil la va a tener Morena en los próximos comicios, merced al desgaste de las estructuras del partido que encumbró a Andrés Manuel López Obrador.
Razones hay muchas, entre ellas la operación política realizada por gobernadores, presidentes municipales y el séquito de los ayuntamientos que llegaron al poder bajo el cobijo de López Obrador, pero muy en especial el accionar de los legisladores federales y estatales, quienes privilegiaron sus agendas, sobre las necesidades de todo el país.
El dicho del mandatario en el sentido de que ellos no son iguales a los que les antecedieron en el poder, es de pena ajena, lo mismo cuando sostiene una vez sí y otra también, que su administración está acabando con la corrupción.
En los hechos, nada de eso es cierto. Los de antes robaban a discreción, pero los de Morena, lo siguen haciendo, pero con un cinismo brutal.
El próximo 6 de junio, los morenistas se someterán a la prueba del ácido. Muchos de esos gobernantes habrán podido tomarle el pelo al electorado y ya se aprecia la desesperación de la clase política, tanto de los morenistas como los de otros institutos políticos.
Los priistas, panistas, perredistas y el resto de los miembros de los partidos políticos, saben perfectamente que es una ruleta rusa el robar el dinero del pueblo. Tienen 5 oportunidades para no ser “cachados” en la maroma delincuencial. Si les toca la bala en cualquiera de las 6 opciones, entonces pierden.
Conocer a los gobernantes y representantes populares, es la clave de mejorar la sociedad.
Lo mejor, es no creerles sus promesas, castigar a los que abusan, roban, mienten, son incompetentes o cometen cualquier tipo de delitos. Eso sería lo mejor que podríamos hacer como electores.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba