LA JUVENTUD Y SU CITA CON EL VOTO

Por Luis Pinal Da Silva

El domingo 6 de junio, tres millones y medio de mujeres y hombres con 18 años cumplidos estarán en condiciones de ejercer, por primera vez, su derecho al voto y tienen la ocasión de asumir, con responsabilidad, el futuro de México.
Los datos estadísticos del Instituto Nacional Electoral (INE), nos indican que el 29% de los 93 millones 552 mil 874 ciudadanos mexicanos, registrados en la lista nominal de electores, son jóvenes entre 18 y 29 años.
El Estado de México concentra el mayor número de votantes jóvenes con 481 mil 924; la Ciudad de México con 230 mil 135; Jalisco con 229 mil 227; Puebla con 181 mil 502, y Guanajuato con 181 mil 453.
Y es este segmento poblacional quien podrá definir la nueva integración de la Cámara de Diputados y de 30 de los 32 congresos locales, el destino de 15 de 32 gobiernos estatales y la suerte de las 100 ciudades más importantes del país.
Su voto será definitivo para la continuidad o interrupción de la denominada Cuarta Transformación, el proyecto político del presidente Andrés Manuel López Obrador y deberán advertir que si Morena consigue tener la mayoría en la Cámara de Diputados, los partidos de oposición quedarán pulverizados, sin la oportunidad de frenar los planteamientos, sugerencias y ocurrencias del tabasqueño.
Si los opositores de López Obrador conquistan la confianza ciudadana, la democracia y las instituciones tendrían un nuevo impulso, habrá espacios para enmendar los errores gubernamentales y evitar el despojo de la nación. Dicho en forma simple, se restaurarían los equilibrios.
A partir de hoy la juventud mexicana tiene dos semanas para conocer las propuestas de campaña, analizarlas, contrastarlas. Del sentido de su voto dependerá el futuro del país que quieren construir.
Es importante que entiendan que se debe dar la espalda al abstencionismo, pero que ello no basta, no es suficiente, y precisan ser cuidadosos al momento de emitir su sufragio, a efecto de que no lo anulen.
En estas elecciones intermedias participan las coaliciones Juntos Haremos Historia, que es afín a Morena y a López Obrador, y Va Por México, que integran los Partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), los que hoy son oposición y no son afines al proyecto de la 4T.
Cuando voten por alguna de estas coaliciones, hay que reconocer el logotipo del partido de su preferencia y tener presente que, si se marca más de un partido de la coalición con la que se simpatice, el voto se anulará.
También si se marca la boleta completa con un tache o se deposita en la urna la boleta de elector sin marcar, no sólo se anula el voto, sino que habrá perdido la oportunidad de decidir sobre el futuro de tu distrito electoral, tu ciudad y tu estado.
En los comicios presidenciales de 2018, sólo participó el 65% de quienes tenían 18 años al momento de la elección. Quienes tenían entre 19 y 34 años tuvieron una participación aún más baja, de apenas 55 por ciento.
No es válido dejar que otros decidan por nosotros. La cita con tu futuro está cada vez más cerca.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba