AMLO propone cobrar 4% de impuestos a los más ricos para ayudar a los más pobres

La meta del Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar, que será presentado en los próximos días, es “garantizar una vida digna a 750 millones de personas que sobreviven con menos de dos dólares diarios”, señaló el mandatario.

El presidente Andrés Manuel López Obrador condenó la corrupción en el planeta, argumentando que es la principal causa de desigualdad social global durante su discurso en la sesión del Consejo de Seguridad en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde llamó al organismo a “despertar de su letargo”.

Por ello, propuso la creación de un fondo de un billón de dólares, conformado por “la contribución voluntaria” de magnates, corporaciones privadas y países, para beneficiar a 750 millones de personas que sobreviven diariamente con menos de dos solares al día.

En su participación, el mandatario mexicano, quien también preside el Consejo de Seguridad explicó su propuesta de la siguiente forma:

“En los próximos días, la representación de México propondrá un Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar para garantizar una vida digna a 750 millones de personas que sobreviven con menos de dos dólares diarios”, dijo.

Luego explicó que la propuesta para establecer el Estado mundial de Fraternidad y Bienestar se puede financiar con un fondo procedente de al menos tres fuentes y desglosó.

“El cobro de una contribución voluntaria anual del 4% de sus fortunas a las mil personas más ricas del plantea; una aportación similar a las mil corporaciones privadas más importantes por su valor en el mercado mundial y una cooperación del 0.2% del Producto Interno Bruto (PIB), de cada uno de los países integrantes del Grupo de los 20”, es decir las naciones más desarrolladas del planeta.

De cumplirse esta meta de ingresos, dijo López Obrador, el Fondo podría disponer anualmente de un billón de dólares, indicó.

Luego, planteó que estos recursos deben llegar a los beneficiarios de forma directa y sin intermediarios

Enseguida, dijo que se puede utilizar tarjetas o monederos electrónicos personalizados y que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional pueden trabajar en la estructura requerida para hacer un censo de los más pobres del mundo.

Previamente, el presidente López Obrador dijo que su discurso no se iba a enfocar en hablar de seguridad como sinónimo de poderío militar, ni como argumento para el empleo de la fuerza contra nadie.

Señaló que su planteamiento se basa en lo que postuló el ex presidente de Estados Unidos Franklin D. Roosevelt, quien fue definido por el poeta chileno Pablo Neruda como “el Titán de las libertades” durante la creación de la ONU: “El derecho a una vida libre de temores y miserias que sigue siendo el más sólido fundamento de la seguridad para todas las sociedades y los estados”.

Luego, dijo que es corrupción el que tribunales castiguen a quienes no tienen con qué comprar su inocencia y protejan a potentados y grandes corporaciones empresariales que “roban al erario o no pagan impuestos”.

También mencionó que es corrupción la impunidad de quienes “solapan y esconden” fondos ilícitos en paraísos fiscales y es corrupción también la usura que practican accionistas y administradores de los llamados “fondos buitres sin perder siquiera su respetabilidad”.

Por ello, consideró que “sería hipócrita” ignorar que el principal problema del planeta es la corrupción en todas sus dimensiones: “La política, la moral, la económica, la legal, la fiscal y financiera”.

Como ejemplo de esta malas prácticas que alientan a la corrupción, el presidente López Obrador señaló el caso de la pandemia de covid-19 en el planeta.

Por ello, alertó que “si no somos capaces” de revertir esta tendencia mediante acciones concretas no podremos resolver ninguno de los problemas que aquejan al mundo.

 

Botón volver arriba