POR EL CRIMEN ORGANIZADO, CFE AMENAZADA


Ahora el crimen organizado trae en jaque a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se registran casos en los estados de Tamaulipas y Veracruz donde la comisión ha tenido que cerrar sus centros de atención a clientes por las amenazas recibidas.

Primero fue Pemex, y ahora el crimen organizado trae en jaque a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y no se ve que se pueda frenar este tipo de situaciones ni con empresas del gobierno ni con las privadas.
Desde hace varios meses se había dado a conocer la amenaza de supuestos grupos del crimen organizado a la Comisión Federal de Electricidad pero al parecer ni8nguna autoridad dio la importancia debida y ahora esto se está incrementando más en varios estados del país principalmente donde operan sin control los grupos delictivos.
Los primeros casos se dieron en estados del norte del país donde la compañía sufre el acoso de la delincuencia organizada, que amenaza, extorsiona e incluso cobra el servicio de luz y suplanta las funciones de la empresa, revelaron funcionarios de la comisión.
Señalan que ha habido secuestros, principalmente además,) se da mucho el tema de que llegan a una empresa, a una maquiladora, y le dicen: ‘A partir de hoy, tú no pagas la luz. Me la vas a pagar a mí’.
A la hora que esa empresa requiere el servicio viene el problema, pero tampoco se le puede cortar porque también está amenazado el superintendente (para no cortarla), así lo señalan los mismos trabajadores de la CFE.
También existe la alerta que en el occidente del País también han comenzado a registrarse acosos de bandas criminales en instalaciones de la presa La Yesca, entre Jalisco y Nayarit, así como en la presa El Cajón y la central hidroeléctrica Aguamilpa, ambas en Nayarit.
Por otro lado la Comisión Federal de Electricidad en Veracruz tuvo que cerrar su centro de atención a clientes en Coatzacoalcos debido a que sus empleados han sido amenazados por supuestos integrantes del crimen organizado
Trabajadores afectados explicaron que han recibido intimidaciones y agresiones desde que la empresa comenzó a cobrar a morosos en la región.
De forma anónima alertaron que el sábado 30 de marzo fue baleada la vivienda del superintendente, Víctor Saturnino González Aburto, sin que nadie resultara herido.
Por esta razón fue cerrado hasta nuevo aviso el Centro de Atención ubicado en la calle Hidalgo, en el centro de la cabecera municipal.
Los trabajadores agregaron que incluso por redes sociales han recibido amenazas, por lo que no es posible laborar bajo estas condiciones.
Apenas el 19 de junio de 2018 el empleado de la CFE, Nicolás Salomón Palomeque, fue acribillado cerca de las oficinas en Coatzacoalcos, a unos metros del patio de suministros.
Pero no solo estas dependencias han sido víctimas de estos grupos delincuenciales, también se han presentado casos de maestros, médicos, mineros, comerciantes y hasta en las escuelas donde la extorsión bajo amenaza por el crimen organizado quien al parecer ha superado a las mismas autoridades que no han podido disminuir este problema.

Previous No habrá cierre de frontera con EU, asegura la Secretaría de Relaciones Exteriores
Next No cesa la violencia en Cancún, queman lote de autos por negarse a pagar extorsión