Emiliano Salinas, cómplice de secta sexual

Emiliano Salinas, hijo del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari, es considerado como uno de los presuntos cómplices de Keith Raniere, fundador de la firma de autoayuda y supuesta secta sexual Nxivm.
La Fiscal estadounidense Moira Kim Penza, mencionó esta semana el nombre de Emiliano Salinas durante una audiencia del juicio que enfrenta Raniere en una corte de Brooklyn por tráfico sexual, lavado de dinero y otros delitos. Es la primera vez que el Gobierno de Estados Unidos señala al hijo del ex mandatario priista como un supuesto “coconspirador” del gurú de autoayuda acusado de trata sexual que mantenía filiales de su organización en México, en asociación con Salinas.
La Fiscal explicó al juez del caso que Emiliano Salinas es el presunto creador de cuentas de correo destinadas a desacreditar a los enemigos de la organización Nexium. Los correos fueron hallados durante el allanamiento a la residencia de Nancy Salzman, cofundadora de Nexium.
Asimismo, dio a conocer que se encontraron cajas con carpetas que contenían “dossiers financieros” de los enemigos de Nexium, entre los que figuraban jueces federales que supervisaban el caso.
Hace dos años, el diario norteamericano The New York Times publicó un extenso reportaje sobre la presunta secta que utiliza a mujeres y ha llegado a marcarlas con hierros calientes, pero que se vende a sí misma como un programa de “entrenamiento” para empoderar a sus miembros.
El grupo, que es dibujado como excéntrico y peligroso, se llama NXIVM. Fue fundado en 1998 por Keith Raniere en el condado de Albany, Nueva York. Ofrecen Programas de Éxito Ejecutivo con una técnica llamada “investigación racional”. Raniere y Nancy Salzman son llamados “Vanguardia” y “Prefecta”, respectivamente. Opera en Canadá, Estados Unidos y México.
De acuerdo con el Times, que cita testimonios, mujeres han sido utilizadas y literalmente marcadas en la piel con un hierro caliente. Cerca de 16 mil personas se han inscrito a los cursos ofrecidos en NXIVM. Mujeres de entre 30 y 40 años fueron extorsionadas, les pidieron que entregaran fotografías desnudas o material comprometedor como “garantía”, en caso que quisieran develar la existencia del grupo.

Botón volver arriba