Al alza desapariciones de mujeres en zona oriente de la CDMX


Ante el aumento progresivo que hay en la desaparición de mujeres en la Ciudad de México, Rita Canto Vergara, investigadora de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), afirmó que las cifras registradas en el gobierno anterior no concuerdan con la realidad que hoy se vive “empezamos a indagar y nos dimos cuenta de que tenemos conflicto con las cifras porque durante toda la administración de Miguel Ángel Mancera se tendió un velo para intentar invisibilizar la situación”.
No obstante, las alcaldías Iztapalapa, Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, donde se concentra el mayor número de desapariciones se ha convertido en “un problema muy complejo que va al alza”, advirtió la especialista.
La académica del Departamento de Filosofía sostuvo que de acuerdo con organizaciones civiles, incluido el Observatorio Nacional del Feminicidio, se trata de jóvenes que están en los rangos de los 12 a los 17 años y de los 18 a los 22, y habitan en las periferias, es decir, en espacios marginales.
“Nos interesó el cuadrante oriente de la capital, porque ahí, desde el 27 de abril de 2018 se desconoce el paradero de Mariela Díaz Valverde, alumna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y porque muchas de nosotras trabajamos en el área y tenemos contacto con estudiantes que provienen de Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, en el Estado de México, quienes han vivido en carne propia, si no directamente, la desaparición de un familiar”.
Este es uno de los puntos más problemáticos de la Ciudad de México, donde “se han documentado de manera exhaustiva los estragos de la criminalidad y la falta de procuración de justicia en la vida cotidiana de las mujeres, llevando a muchas asociaciones a solicitar la puesta en marcha de la alerta de violencia de género”.
Mediante investigaciones académicas y periodísticas, así como del trabajo de colectivos y organismos no gubernamentales se ha tratado de establecer “las causas y las consecuencias del aumento alarmante del fenómeno de desaparición de mujeres en la capital”, corroborándose que es la zona oriente donde se registra el mayor número de casos.
Como especialistas, sin embargo, “hemos observado gran número de fichas de búsqueda que comparten las familias, los grupos y los colectivos para poder ayudar a los familiares, y hemos encontrado una cantidad importante que va en aumento”; si bien “no nos atrevemos a dar cifras”, en Guadalajara las organizaciones civiles han contado 20 mujeres diariamente, por lo que “podemos decir, por un símil, que nos estamos aproximando a ese dato o ya rebasamos 20 desaparecidas cada día en la capital”, registro que “está en aumento constante”.
Las universidades tienen un potencial de recursos no sólo humanos sino intelectuales, que permiten ejercer el derecho a las búsquedas.

Previous Invita Codhem a defensores municipales a ponderar los derechos de otros por encima de los suyos
Next Exigen investigar paradero de antimonumento de New’s Divine