Incendios, petardos y destrozos durante la marcha feminista


3 mil mujeres realizaron pintas, destrozaron cristales y rompieron cinturones de paz bajo el grito “Ni una más”

La manifestación contra la violencia a las mujeres en la Ciudad de México volvió a salir de control cuando un grupo nutrido de mujeres encapuchadas rompieron los cinturones de paz, dispuestos por el Gobierno de la Ciudad de México, y comenzaron a romper e incendiar mobiliario urbano.
En la retaguardia de la marcha se concentraron estos grupos que, al menos durante este año ya causaron daños sensibles a instalaciones y monumentos de la capital del país.
Enmascaradas protagonizaron una serie de actos vandálicos que fueron desde la realización de pintas hasta la destrucción de las vallas instaladas por autoridades capitalinas para proteger monumentos y comercios del paso del contingente.
La policía femenil se vio rebasada por el contingente más radicalizado a la altura de las avenidas Insurgentes y Reforma, donde se encuentra el Monumento a Cuauhtémoc. Esa columna estaba “blindada” con unas láminas para evitar que fuera vandalizada, pero de poco sirvió la protección. Decenas de jóvenes derribaron las vallas, realizaron pintas e incluso prendieron fuego a madera en el sitio.
La policía capitalina respondió sólo lanzando líquido de extintores a las manifestantes para dispersarlas, pero poco pudieron hacer. Las policías, con sus chalecos verdes y escudos, cada cientos de metros corren para alcanzar a las manifestantes. Unas van de la mano para evitar que rompan su cerco.
En el Hemiciclo a Benito Juárez, en la Alameda Central, las manifestantes con pasamontañas y vestidas de negro también realizaron pintas sobre el monumento. Algunas incluso trataron de romper las figuras que adornan ese sitio.
También se reportó la ruptura de cristales de anuncios publicitarios y de algunos comercios, mismos fueron destruidos por las manifestantes con mazos y martillos que llevaron a la movilización.
Además, se han denunciado agresiones en contra de algunos hombres que se cruzaron con la movilización; en un caso, un sujeto fue llenado de pintura en aerosol, mientras que otro fue golpeado con una roca.
En la vanguardia, las mujeres que protestan por los feminicidios y la violencia contra las mujeres en la Ciudad de México y en el país mantuvieron el paso hacia el Zócalo de la capital de la República sin darse cuenta incluso de lo que sucedió a sus espaldas.
Arturo Medina, subsecretario de Gobierno de Ciudad de México, detalló que casi 3 mil mujeres participaron en la marcha feminista en contra de la violencia de género, así como hubo de 2,493 policías y “mujeres paz”, quienes son servidoras públicas de la capital que “decidieron participar en este acompañamiento”, para garantizar que no haya represión en este movimiento.
Medina señaló que hubo daños menores, de los cuales aún no tienen una cifra exacta, pero que se tienen ubicados alrededor de 50 personas que dañaron tapiales en zonas de Bellas Artes, 5 de mayo y paraderos de Metrobús.

Previous Material de reciclaje será el utilizado para adornos navideños en la capital
Next Economía mexicana cayó en recesión técnica