Posible lanzamiento balístico norcoreano pone a temblar a Estados Unidos.


 

Los funcionarios estadounidenses están en alerta máxima por signos de un posible lanzamiento de misiles desde Corea del Norte en los próximos días, que los mismos funcionarios han denominado como «regalo de Navidad». También sería un gran golpe para uno de los principales objetivos de política exterior del presidente Trump lograr que Corea del Norte vuelva a la mesa de negociaciones para eliminar sus armas nucleares.

Corea del Norte ha afirmado recientemente que ha realizado pruebas «cruciales» y «muy importantes», posiblemente de tecnologías relacionadas con misiles. Una prueba de corto alcance no se consideraría como una provocación, dado que Pyongyang ha lanzado varias en el último año y el presidente Trump las ha ignorado en gran medida. Estas pruebas son importantes para Corea del Sur y Japón porque los misiles de corto alcance tienen a ambos países en el radar.

A principios de este mes, el régimen realizó lo que Estados Unidos dijo que era una prueba de motor. Las autoridades temen que pueda señalar el posible lanzamiento de un misil balístico intercontinental en los próximos días o semanas. En febrero de este año, las negociaciones se estancaron después de que una cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump terminó repentinamente cuando Estados Unidos rechazó la demanda de Corea del Norte de que Estados Unidos retire todas las sanciones a cambio de la apertura por parte del Norte de una instalación nuclear clave para una inspección.

 

Previous La popularidad de Piñera se desploma al 11% en Chile
Next Conservadores actúan como desquiciados le tienen fobia a Bartlett: López Obrador