Más de 17 mil brasileños evacuados por las devastadoras tormentas que azotaron el sureste de Brasil el viernes pasado.

 

De acuerdo con el último balance de daños hecho por la Defensa Civil del estado de Minas Gerais, las fuertes tormentas dejaron al menos 44 personas muertas, 19 desaparecidos y 12 heridos en condición grave. Según las cifras, unas tres mil 354 personas tuvieron que ser acogidas en alojamientos improvisados en gimnasios y escuelas públicas, mientras que unas 13 mil 887 serán desplazadas a otros refugios, luego de que sus casas quedaran sepultadas por los deslizamientos de tierra.

El trágico fenómeno natural obligó al Gobierno regional a declarar estado de emergencia en 99 ciudades y al Gobierno federal a anunciar el desembolso de 21 millones de dólares en apoyos.

Las lluvias que cayeron el viernes pasado marcaron récord, con 171.8 milímetros de agua acumulada en 24 horas, el mayor volumen registrado en un día desde que el Instituto Nacional de Meteorología comenzó las mediciones pluviométricas, hace 110 años.

Botón volver arriba