EEUU subestimó efecto mortífero del Covid-19 en ancianos: expertos

Expertos indican que los datos del Gobierno de Estados Unidos respecto al efecto del Covid-19 en residencias de ancianos habrían subestimado los estragos sufridos.

Las cifras oficiales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades erran en aproximadamente el 12% el número de casos y el 14% el de las muertes en las residencias, según los cálculos publicados el jueves en el Journal of the American Medical Association por una investigadora de la Universidad de Harvard y su equipo.

Esto se traduce en miles de datos faltantes, o sea, que más de 118.300 residentes de hogares para ancianos murieron de COVID-19 el año pasado, el 30% de todas las muertes de coronavirus del país.

Los investigadores atribuyeron las lagunas en los datos al hecho de que los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid sólo empezaron a exigir las cifras de casos y muertes a las residencias de ancianos en mayo de 2020, ya bien entrada la pandemia. Los nuevos cálculos se basaron en cifras de los estados que sí exigieron esos datos.

Botón volver arriba