Tres muertos y 150 casas consumidas por las llamas en Australia.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), las condiciones seguirán siendo secas, con escasas o nulas lluvias, debido a una combinación de factores que incluyen la baja humedad relativa del ambiente, altas temperaturas por los rayos solares y la dirección y velocidad del viento.

Las autoridades australianas reportaron hasta 50 incendios en el Estado de Nueva Gales del Sur, en el Sureste de ese país donde se declaró estado de emergencia, y advirtieron que podrían afectar a seis millones de personas que viven en áreas pobladas como Sídney, Wollongong y Newcastle.

Botón volver arriba