Inicia en Madrid la Cumbre del Clima COP25

Arrancó en Madrid la Cumbre del Clima COP25 que tratará de impulsar la acción mundial contra la emergencia climática e implantar a partir de 2020 el acuerdo de París.

El foco de esta cita se ha puesto en la importancia de que los países firmantes anuncien su voluntad de aumentar la ambición climática, incrementando sus contribuciones nacionales de reducción de CO2 (NDC), algo que deberán expresar formalmente a lo largo de 2020.

En la ceremonia participaron, entre otros, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, el presidente en funciones del gobierno español, Pedro Sánchez, la nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la ministra chilena de Medio Ambiente y presidenta de la cumbre, Carolina Schmidt.

El acuerdo de París, que entró en vigor en noviembre de 2016, marca como objetivo mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados a finales de este siglo respecto a los niveles preindustriales, aunque las naciones se han comprometido a hacer todos los esfuerzos necesarios para no rebasar los 1.5 grados.

Por eso, Antonio Guterres reiteró que se necesita “mucha acción” y “ambición”, porque el planeta está en el “hoyo”, en lo que se refiere al cambio climático.

Carolina Schmidt Zaldívar declaró que “el mundo nos está mirando. Es tiempo de actuar” y aseguró que el lema de la COP25 “no es un eslogan” porque es necesario que la transición climática sea “más rápida, justa e inclusiva”.

Schmidt Zaldívar subrayó que la presidencia chilena representa a América Latina y el Caribe y que los países en desarrollo tienen problemas ambientales, sociales y políticos distintos a los desarrollados.

“Tenemos un desafío común, pero con necesidades diferenciadas”, especificó, al tiempo que recordó que las crisis sociales, como la que vive su país, y las ambientales, son dos caras de la misma moneda que hay que enfrentar de modo común.

De momento, sólo la Unión Europea está dispuesta a reducir sus emisiones de gases con efecto invernadero un 55 por ciento en el 2030.

Botón volver arriba