Llega el espíritu navideño al Vaticano con su decoración anual.


 

Este jueves se inauguró el monumental Portal de Belén y con él el encendido de su árbol navideño ante cientos de romanos y turistas. El Belén y el árbol provienen de las regiones del nordeste italiano, cuyos bosques fueron devastados por una tempestad en 2018.

El abeto rojo, de unos 26 metros de altura, proviene de los bosques del Véneto, y en sustitución de este árbol se replantarán otros cuarenta abetos en la zona, gravemente dañada por la tormenta del año pasado. Su iluminación es de última generación, de bajo impacto medioambiental y bajo consumo energético, y ha sido encargada a la Dirección de Infraestructuras y Servicios de la Gobernación del Vaticano en colaboración con la compañía alemana Osram.

En cuanto al Portal de Belén, fue realizado completamente en madera, proviene de Scurelle, en la provincia de Trent, y alude a la tradición arquitectónica de esta zona. En la instalación hay una 25 personajes a tamaño real en madera policromada: en el centro, la Sagrada Familia, y a su alrededor los pastores, animales, objetos, plantas y los Reyes Magos.

Previous Ministro interino boliviano asegura que Áñez no será candidata a la presidencia en las elecciones del año entrante.
Next Usuarios de Facebook e Instagram reportan problemas en el funcionamiento de ambas plataformas en varias partes del mundo.