Alemania registra 135 muertos por inundaciones en su territorio a espera de que la cifra incremente.

Esta última semana Alemania se ha visto severamente golpeada por las terribles inundaciones formadas por las fuertes tormentas que se han presentado, reportando 135 muertes y miles de personas desaparecidas.

Son inundaciones «de magnitud histórica», en palabras del primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, aspirante conservador a suceder a Merkel en la cancillería tras las elecciones generales del próximo septiembre. Su «Land», el más poblado del país, está acostumbrado a las crecidas del Rin, del Ruhr y de otros grandes ríos. Pero no para afrontar el desbordamiento general de sus múltiples afluentes, advirtió.

Los rescates se han complicado ya que el suministro eléctrico ha tenido que ser suspendido y las líneas telefónicas están saturadas, también ha habido cortes en autopistas y carreteras. Al menos dos trayectos de autopista están interrumpidos, uno de ellos la A1, que conecta el norte del país con el oeste ahora golpeado por las inundaciones.

Botón volver arriba