Siete muertos tras el fuerte sismo que sacudió Filipinas este martes.


De acuerdo con el último recuento realizado por las autoridades locales, un hombre de 66 años fue aplastado por un muro de concreto, un sujeto de 22 años y su hijo de 7, así como una mujer embarazada perdieron la vida en Cotabato. Otro joven de 15 años quedó sepultado en los escombros de un edificio en Magsaysay (Davao).

Según el último informe del Centro Nacional de Gestión de Desastres, hasta el momento hay registrados 394 heridos en diferentes hospitales y centros médicos de Mindanao, pero la mayoría se concentran en la provincia de Cotabato.

El terremoto, que dañó al menos 133 infraestructuras públicas en la zona y el 90 % de las viviendas de Tulunan, afectó a más de 8.400 personas, de las 3.500 ya están instaladas en centros de evacuación.

Previous El “misterioso” derrame de petróleo podría llegar al arrecife coralino más grande de Brasil.
Next Capturan a policía de la CDMX por robo