Pensiones a adultos mayores no evitan que sigan trabajando: CIEP

Una de las primeras medidas que tomó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para enfrentar la crisis económica motivada por la pandemia de Covid-19 fue adelantar el pago bimestral de las pensiones a adultos mayores. Sin embargo, especialistas concluyen que este esfuerzo fue insuficiente, pues alrededor de un millón de personas de este sector debieron seguir trabajando, pese al estado de emergencia sanitario.
Los adultos m ayores se encuentran entre el grupo poblacional más vulnerable ante el virus. Por ello, la Secretaría de Bienestar adelantó para marzo la dispersión de recursos correspondientes a mayo-junio, es decir, cada uno de los beneficiarios recibió un total de 5,240 pesos al tiempo que iniciaba el confinamiento en el país.
Pero, de acuerdo con un estudio realizado por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), un alto porcentaje de los adultos mayores continuó yendo a trabajar. Y, a causa de la emergencia sanitaria, 83,000 adultos mayores se quedaron sin su empleo en el primer trimestre del año, ya sea temporal o permanentemente, mientras que 753,000 están en riesgo de perderlo. Eso significa que está aumentando la necesidad por esta pensión.
Y es que los analistas advierten que, sin considerar gastos extraordinarios, e incluso con la medida de haber adelantado un bimestre su entrega, esta pensión no es suficiente para solventar los gastos básicos de los y las beneficiarias, sobre todo porque habrá un período entero en que no recibirán ningún recurso.

Botón volver arriba