SI AMLO NO CAMBIA EL RUMBO, LA ECONOMÍA SE RECUPERARÁ A DURAS PENAS EN 2022: BANXICO


Gerardo Esquivel, subgobernador al interior de Banco de México, advirtió que la recuperación de la economía podría ocurrir dentro de dos años si el gobierno de López Obrador no modifica sus políticas públicas

El subgobernador al interior de Banco de México, Gerardo Esquivel, advirtió que la recuperación de la economía podría ocurrir a duras penas dentro de dos años si el gobierno de López Obrador no modifica su políticas públicas.
Esquivel -que había sido nombrado al arranque de la 4T para una subsecretaría en Hacienda- publicó este miércoles un análisis sobre los impactos económicos de la pandemia en México en el portal del banco central. En él, alineó su pronóstico con el consenso del mercado al afirmar que es esperable una caída del PIB entre 8 y 10.5% al cierre de este 2020.
El cálculo de Esquivel surge de un repaso sobre los últimos datos económicos: en el primer trimestre el PIB se contrajo 1.4% anualmente y entre abril y mayo cayó 19.9% y 22.7%, respectivamente. Aunque aún faltan los datos de junio, el subgobernador ya advierte que si bien la caída será menor, aún estará determinada por las restricciones de movilidad.
Así, consideró que en el primer trimestre del año la economía podría desplomarse entre 18 y 19%, que coincide con el cálculo del secretario de Hacienda. Esquivel recuerda que, de ser así, se trataría de “la mayor caída anual para un trimestre que se haya registrado en toda la historia”. El dato lo revelará el INEGI mañana a primera hora.
Pero a diferencia de los dichos desde Palacio Nacional, el funcionario de Banxico no estima que habrá una rápida recuperación y proyecta que en los siguientes trimestres de este año seguirán las caídas, y en ese sentido dice que “no sería sino hasta 2022 cuando esperaríamos regresar a los niveles de producción que teníamos antes del inicio de la pandemia”.
Además, alerta sobre el aumento que se espera en la pobreza: “Podríamos llegar a tener 70 millones de personas pobres en México y una tasa de pobreza por ingresos del 56% de la población total, es decir, el nivel más alto en lo que va del siglo”
“Aún hay opciones de enfrentar la crisis sin endeudarnos”
En el texto, Esquivel también encuentra espacio para las propuestas, aunque en este punto se alejó de las posturas del mercado, pero también criticó las propuestas de la 4T. En su opinión, existen “opciones públicas disponibles que son financieramente viables”, que solo acapararían entre el 1 y el 1.5% del PIB.
Se trata de medidas concentradas al apoyo de las pequeñas y medianas empresas, así como a los trabajadores. Así, propone un seguro de desempleo de emergencia; un programa de protección a la nómina para empresas; el diferimiento en el pago de contribuciones sociales a micro, pequeñas y medianas empresas -fuerte demanda del CCE-.
También plantea un programa especial de apoyo para el pago de rentas u otros costos fijos para los negocios más afectados por la coyuntura, como los restaurantes y otro de apoyo mínimo a los trabajadores informales que hubieran perdido temporalmente su fuente de ingresos.
Y es que una fuerte crítica que hace Esquivel al plan de López Obrador es que afirma que los programas sociales no supondrán un apoyo para los más afectados por esta crisis, pues supone que gran parte de los trabajadores que perdieron su empleo no están considerados en los mismos.
No es la única crítica que hace. También consideró contraproducente la contracción del gasto, señalando que demora la recuperación de la economía y no es bien valorado por los mercados financieros, lo que incrementaría las primas de riesgo.

Previous Presentan propuesta de turismo corporativo en XXIX sesión ordinaria del comité de productividad
Next PIB de EEUU se desploma 32.9%