La fiesta regresa en Acapulco

Bares y discotecas reabren tras meses cerrados por la pandemia, con una capacidad del 50 por ciento

El balneario mexicano de Acapulco respira estos días esperanza tras la reapertura de su vida nocturna a los turistas tras cinco meses de cierre debido a la pandemia del coronavirus.
Este lunes se reanudó la actividad económica en bares y clubes luego de que el semáforo epidemiológico que rige la reactivación económica en México dictaminara una mejora de la situación en esta región del sur del país.
Según el diario oficial del estado de Guerrero, centros nocturnos, bares y salones de eventos, que sean lugares abiertos y con la previa autorización y supervisión de las autoridades municipales, podrán ser abiertos con una capacidad del 50 por ciento.
“Estuvimos alrededor de 5 meses cerrados, llevando la situación. Ahorita, en este que ya es el sexto mes, podemos abrir y ya podemos sanear otras deudas que nos ha ocasionado esta pandemia”, dijo este martes el presidente de la Asociación de Bares, Discotecas y Restaurantes de la Costera Miguel Alemán de Acapulco, Jesús Rivera Rojas.
Pese a esto, solamente pudieron sobrevivir unos 200 bares en el puerto, y se estima que por el momento tan solo el 10 por ciento podrán ser reabiertos al no contar con un área al aire libre como lo decreta la ley.
“Nos afectó en cuestión económica al 100 por ciento. Afectó al gremio por varios millones de pesos que de alguna manera se dejaron de captar. Y la economía cayó prácticamente al 100”, puntualizó Rivera.
La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, advirtió que aplicará multas y clausuras a los espacios donde no se cumpla con los protocolos sanitarios que se tienen establecidos para evitar un repunte de casos de COVID-19.
Ya que aseguró que por el hecho de entrar al color amarillo (riesgo medio) en el semáforo epidemiológico no quiere decir que la pandemia de la COVID-19 no exista, por lo que se debe de ser extremadamente cuidadosos.
Los trabajadores de los centros nocturnos fueron de los más afectados y sus vidas cambiaron de un día a otro.
En caso de que los centros nocturnos tuvieran que volver a cerrar sus cortinas, el 30 por ciento de los negocios quedarían en cierre total, y el otro 70 por ciento estaría a la deriva, finalizó Rivera Rojas.
Guerrero cuenta con 14 mil 793 casos confirmados y 1 mil 695 defunciones, y Acapulco tiene actualmente alrededor de 150 casos activos.
Según el reporte más reciente, México tiene 599 mil 560 casos acumulados y 64 mil 414 muertes de la COVID-19.

Botón volver arriba