UIF VA POR CUENTAS BANCARIAS DE GARCÍA LUNA, CJNG Y LA UNIÓN TEPITO


Mediante 19 denuncias en contra de García Luna, Unión Tepito y CJNG se investigan las cuentas de 118 personas físicas y 50 personas morales que tienen depositados más de 7 mil mdp.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tiene en la mira las cuentas bancarias del exsecretario de Seguridad en el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, así como del Cártel Jalisco Nueva Generación y de la Unión Tepito, entre otros grupos delincuenciales.
La UIF, a cargo de Santiago Nieto, ha presentado 19 denuncias relacionadas con el delito de delincuencia organizada y/o narcotráfico desde diciembre de 2018 a mayo 2020 presentadas ante la Fiscalía General de la República.
Incluso se dio a conocer que gente de Morena CDMX tiene vínculos con este cártel, pues aparecen en fotografías de un evento.
Entrevistado por la agencia Universal, Santiago Nieto indicó que estas 19 denuncias donde hay depósitos por más de siete mil millones de pesos en cuentas de 118 personas físicas y 50 personas morales.
“Tenemos dos cárteles supra nacionales, el Cártel del Pacífico y el Cártel Jalisco Nueva Generación; y tenemos ocho cárteles regionales, que fueron creciendo durante el anterior sexenio.”.
“Un acuerdo importante sería el 230/19, que llevó a 330 personas del Cártel de Sinaloa bloqueados.
Estamos trabajando un esquema igual para el Cártel Jalisco Nueva Generación y también trabajando uno para la Unión Tepito”, indicó el titular de la UIF, Santiago Nieto, en entrevista con el medio.
Asimismo, reveló que en lo que va de la administración de Andrés Manuel López Obrador, la UIF ha bloqueado 980 millones de pesos por concepto de delincuencia organizada.
La UIF indicó que se enfrenta a dos cárteles supra nacionales, el cártel del Pacifico y cártel Jalisco Nueva Generación y 8 cárteles regionales, que crecieron durante el anterior sexenio.
No se puede combatir la delincuencia organizada sin combatir otros fenómenos.
Primero combatir el sicariato y a los jefes de los cárteles, como lo hizo el sexenio anterior; sin embargo fue un fracaso la estrategia, porque no se tocó las estructuras financieras.
Segundo, no se atacó la corrupción política, mientras que haya presidentes municipales coludidos con estos grupos, finalmente tendrán un soporte para poder enfrentarlo.
Tercero, no se tocó la corrupción judicial y ministerial, y mientras haya jueces y que les otorguen amparos y ministerios públicos determinen no ejercicios de la acción penal, habrá siempre un halo de protección jurídica. Y al final se no se atacó porque no era una prioridad de gobierno.

Previous España autoriza extraditar a Ancira, quien es acusado de defraudar a la Nación
Next UAEM invita a las charla en vivo con el actor Noé Hernández.