¡Hay que sonarse! Mujer encuentra pieza de juguete en su nariz 37 años después.

Todos de pequeños fuimos regañados cuando nos metíamos juguetes a la nariz o a la boca y no decían que estos se nos iban atorar, pues ahora se ha encontrado a la prueba viviente de estas advertencias ya que una mujer que sufría de severos dolores en la nariz acudió al doctor y encontró una pieza de juguete que se alojaba en el interior de una de sus fosas nasales desde hace 37 años.

La paciente fue identificada como Mary McCarthy, originaria de Nueva Zelanda, quien después de acudir a hacerse una prueba para detectar COVID-19 comenzó a sentir severos dolores en la nariz por lo que decidió acudir al médico para realizarse una revisión, teniendo como resultado el descubrimiento de una pieza de juguete.

A McCarthy se le vino a la mente una imagen muy nítida: ella jugando con ocho años a tiddlywinks (la pulga), un juego infantil que consiste en introducir fichas en un cubilete haciéndolas saltar bajo la presión de otra ficha mayor. Es más, recordó que mientras jugaba con sus siete hermanos, a todos les gustaba clavarse los pequeños discos de plástico en las fosas nasales y ver hasta dónde podían llegar exhalando bruscamente, indica Gizmodo.

La mujer le contó al médico que recordaba con claridad haberse puesto un disco en la fosa nasal y no haber podido soplarlo, “aunque estaba demasiado asustada para contárselo a mi madre, por lo que olvidé del incidente”, le dijo.

El médico que atendió a la paciente decidió sacar el objeto mientras ella estaba consiente, pero el dolor era tan grave que optó por dormirla y por medio de una cirugía en la que empujó el objeto por la nariz hasta que llegó a la boca, fue como pudo sacar la pieza.

 

Botón volver arriba