La salida de Afganistán de Estados Unidos, pudo haber sido peor.

La retirada de Estados Unidos de Afganistán fue «espantosa», pero podía haber sido «mucho peor», advirtió el ex representante especial para ese país Zalmay Khalilzad, al defender su trabajo días después de presentar su renuncia. En sus primeras declaraciones tras presentar la renuncia el lunes pasado, Khalilzad defendió su trabajo tras ser encargado por el ex presidente estadunidense Donald Trump de coordinar la retirada militar de Afganistán y lograr compromisos de los talibanes contra el terrorismo.

Musulmán y nacido en la ciudad afgana de Mazar-e-Sarif, Khalilzad fue nombrado enviado especial para Afganistán en septiembre de 2018 por Trump y se encargó de negociar en Doha con los talibanes para llegar a un pacto sobre la retirada de las tropas estadunidenses, algo alcanzado en febrero de 2020. No obstante, reconoció que los capítulos finales no fueron agradables: «No fue una retirada ordenada. Fue una fase final espantosa».

La caótica evacuación de Afganistán se cerró a finales de agosto, después de que los talibanes se hicieran con el poder a mediados de ese mes y con un ataque terrorista cerca del aeropuerto de Kabul, que se cobró la vida de 13 soldados estadunidenses y decenas de civiles afganos.

Botón volver arriba