Fallece el último mariscal de la Unión Soviética, a la edad de 95 años.

 

De acuerdo con un comunicado emitido este martes, a través de la página web del Ministerio de Defensa ruso, este 25 de febrero Dmitri Yázov falleció en Moscú como consecuencia de una enfermedad que le aquejaba desde hace tiempo. El funcionario había participado en el fallido golpe de estado contra Gorbachov en agosto de 1991, un año después de recibir los galardones de mariscal.

El Golpe de Agosto, como se llamó, duró tres días, del 19 al 21, y fue organizado por el llamado grupo de los ocho, que formaron un Comité Estatal para el Estado de Emergencia. El golpe fracasó y los golpistas fueron detenidos al cabo de tres días, pero el intentó aceleró el fin de la Unión Soviética, debilitada por los movimientos independentistas en las repúblicas periféricas, que fue oficialmente disuelta en diciembre de 1991. Tras la muerte de Yázov, sólo queda en vida un integrante del grupo de los ocho, Oleg Baklánov, vicepresidente del Consejo de Defensa en el momento del golpe.

En 2019, Dmitri Yáziv fue condenado el Lituania a 10 años de cárcel por haber participado en la represión del movimiento independentista en enero de 1991. La sentencia fue rechazada por Rusia y Yáziv siguió siendo una figura venerada; recibiendo el pasado 4 de febrero, de manos del poderoso ministro de Defensa Sergui Shoigu, una condecoración por «servicios prestados a la patria». También fue condecorado por el presidente ruso Vladimir Putin con la Orden del Honor en 2004 y la Orden Alejandro Nevski en 2014.

Botón volver arriba