Autoridades chinas ordenan cuarentena obligatoria a todo aquel que visite Pekín, ante el aumento de casos importados de COVID-19.

 

De acuerdo con un comunicado emitido este miércoles por las autoridades de la capital de China, todos los extranjeros que arriben a Pekín deberán someterse a una cuarentena obligatoria de 14 días. La medida previamente aplicaba solo para aquellos viajeros provenientes de Corea del Sur, Irán, Italia o Japón; sin embargo el incremento de casos importados de otros países ha orillado a las autoridades a ampliar la medida preventiva.

Al mismo tiempo, el número de casos locales de infección por coronavirus han disminuido drásticamente en China en las últimas semanas, pero el número de casos provenientes de otros países van en aumento. Ante este control del patógeno, el funcionario de Gobierno de Pekín, Zhang Qiang, declaró que a los ciudadanos chinos que desembarquen de otros países deberán permanecer en sus hogares durante 14 días.

Mientras que las personas que lleguen a la capital de China pro viajes de negocios deberán permanecer en los hoteles asignados al proceso de contención y someterse a análisis clínicos para determinar su estado de salud. Según el último informe de la Comisión Nacional de Salud de China, el nuevo coronavirus en ese país provocó 3.158 muertes y más de 80.770 contagios.

Botón volver arriba