A la luz nuevo amaño de partido en la Liga BBVA MX


Un reportaje por parte de Récord ha sacado a la luz la denuncia de un amaño de partido en la liga de ascenso, gracias a las palabras Antonio Carlos Santos quien recordó y apuntó los eventos que se dieron durante la semifinal de ese torneo.

El partido en cuestión es la semifinal de vuelta entre León y los Lagartos de Tabasco en el Verano de 2003. Antonio Carlos Santos dijo a Ignacio Suárez ‘El Fantasma’, colaborador de Récord, que el encuentro se vio manchado debido a sobornos que dio Carlos Ahumada, quien manejaba al club León en esos años, a cinco jugadores.

“Me acuerdo perfecto de esa chingadera. Llegamos con una ventaja de 2-0 y un día antes del partido, Ahumada y Carlos Reinoso le ofrecieron 500 mil pesos por lo menos a cinco jugadores […] 500 mil pesos era pero un ching… de lana y más para un jugador de Ascenso.

De acuerdo con el ‘Negro’ Santos, director técnico de los Lagartos, se enteró de dicho amaño por Camilio Romero, capitán del club:

“El que habló conmigo la mañana antes del juego fue Camilo Romero, que era el capitán. No me dijo con qué jugadores habían hablado Ahumada y Reinoso, solo me dijo que lo habían contactado a él y que no aceptó, que él me decía eso porque tenía una carrera intachable y no quería problemas, que si quería mejor no lo metiera.

Santos hizo un recuento del partido. Apuntó que en diversas ocasiones los jugadores de su equipo llegaban pero fallaban muchas jugadas muy claras de gol, además de decir que los goles con los que les dieron la vuelta fueron muy raros:

“Nos sacaron el partido en minutos en el segundo tiempo, nos metieron cuatro. Nos eliminaron y pasó el León. ¡Pero sabes qué fue lo peor y lo más evidente?, que al otro día al bajar a desayunar al hotel ya no estaba nadie del equipo. ¡Nadie!

Diversos medios han recordado que la final de dicho torneo también estuvo envuelto en irregularidades, una de ellas fue la toma de el estadio Sergio León Chávez por comandos armados, además de que intentó aterrizar un helicóptero en la cancha el día del partido.

Los señalados por este evento son Carlos Ahumada, Carlos Reinoso —a quien además se le acusa de poner micrófonos en los vestidores de los contrarios, usar gas lacrimógeno en habitaciones de la concentración de equipos visitantes además de evitar que usaran los vestidores—

Los amaños de partido parecen salir a la luz, pero es, hasta el momento, imposible saber cuántos a lo largo de cuánto tiempo han sido prearreglados con dinero o amenazas. Tal vez la pregunta es ¿cuántos de verdad son legales?

Previous Suspenden a juez que sentenció a uno de “los porkys” en Veracruz
Next Semarnat reconoce impacto ambiental en Santa Lucía; la obra se frena