EN NÚMEROS ROJOS SIGUE LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN


La actividad industrial en México registró una contracción de 1.8%, pero la industria de la construcción fue la más afectada, presentó una caída del 5.1% y suma racha negativa de 11 meses

La actividad industrial en México registró una contracción promedio anual de 1.8% durante el 2019. El bajo dinamismo de la industria nacional se explica por las contracciones en casi todos los sectores industriales, especialmente la construcción.
El comportamiento de la actividad industrial durante 2019 implicó la intensificación de la tendencia de estancamiento que comenzó un par de años previos. Durante el 2017 y 2018 el Indicador Mensual de Actividad Industrial se mantuvo sin variaciones anuales, de acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).
Sólo en diciembre del 2019 la actividad de la industria registró una caída de 1.0% respecto del mismo lapso del año previo; con este resultado la industria mexicana liga ya más de un año con números rojos (15 meses).
La industria de la construcción fue la más afectada durante este año, presentó una caída promedio anual del 5.1% y con diciembre se sumaron 11 meses consecutivos con racha negativa. La actividad industrial dentro de este sector durante 2019 contrasta de manera importante con la variación anual media del año previo que ascendió a 1.0 por ciento.
En la clasificación por tipo de subsector, los servicios relacionados con las construcciones presentan el peor dinamismo, con 18 meses de crecimientos negativos y una caída promedio de 13.1% durante el 2019. La caída en el rubro de construcción de obras de ingeniería fue de 6.1 por ciento. La caída en edificación, que incluye la construcción de edificios habitacionales, industriales o comerciales, fue de 3.2 por ciento.
Por su parte, la industria minera se recuperó ligeramente, sin embargo, fue insuficiente para lograr un crecimiento. La contracción de la actividad en este sector fue de 5.0%, aunque continúa con la tendencia negativa, el resultado fue mejor que en el año previo, cuando alcanzó una contracción de 5.6 por ciento.
Durante el 2019 el subsector que alcanzó crecimientos importantes fue el de los servicios relacionados con la minería, con una expansión promedio de 2.6 por ciento. El rubro de minería de minerales metálicos y no metálicos (sin petróleo y gas) se contrajo 2.1% y continúa con caídas y el rubro de extracción de petróleo y gas presentó una caída de 6.6%, significativamente menor a la del año previo y con variaciones positivas en los últimos dos meses del año.
La industria manufacturera presentó un ligero crecimiento promedio de 0.3% durante el 2019. La pérdida de ritmo de expansión de este sector se explica con caídas en 15 de los 20 subsectores manufactureros del país.
Las únicas industrias manufactureras que presentaron un crecimiento promedio durante este año fueron la fabricación de equipo de cómputo y otros electrónicos (4.9%), la fabricación de bebidas y tabaco (2.5%), industria alimentaria (1.7%), fabricación de equipo de transporte (1.4%) e industria de madera (0.4 por ciento).
En contraparte las caídas más pronunciadas durante el 2019 se presentaron en los subsectores de industria de impresión (10.3%), fabricación de productos metálicos (5.4%), fabricación de calzado y ropa (4.7%), fabricación de otros textiles (4.0%) y fabricación de muebles y otras mercancías del hogar.

Previous OMS cambia nombre del coronavirus por Covid-19
Next Asciende a 174 el número de personas diagnosticadas con COVID-19 en el enorme crucero que permanece en cuarentena en un puerto de Japón.