MÁS Y MÁS MUERTOS POR COVID-19 EN MÉXICO, 27,000 Y SIGUE EN AUMENTO


Además de las 27,121 defunciones acumuladas desde el comienzo de la pandemia, las autoridades sanitarias reportaron 2,055 muertes sospechosas en proceso de estudio de laboratorio para confirmar si perdieron la vida a causa del coronavirus, de ser así, serían 29 mil muertes

Las muertes por la pandemia de Covid 19 no cesan y este inicio de semana fue un día negro más ya que la curva de contagios y muertes se muestra rebelde y se volvió a disparar con más de 27 mil muertes.
Estamos frente al mayor pico de fallecimientos que se ha registrado desde que el 18 de marzo ocurriera la primera defunción durante la pandemia.
Pese a que se han suspendido diversas acciones para poder frenar los contagios la ciudadanía ha comenzado a realizar ya algunas actividades que según ya se pueden por el semáforo epidemiológico pero esto es un grave riesgo, es el riesgo grande es que haya un repunte de la epidemia, que al parecer ha empezado a acelerar los contagios y también las defunciones.
La gente para salir a las calles debe seguir estrictamente las medidas de seguridad para evitar que esto siga aumentando de lo contrario las muertes y contagios serán peores con el regreso de algunas actividades anunciadas por el gobierno.
Para incrementar el grado de dificultad, y hablando con absoluta franqueza, los ciudadanos tendemos a simular. Por ejemplo, para todos es conocido que los tianguis y mercados sobre ruedas nunca dejaron de operar y lo han hecho sin medidas de distanciamiento o limpieza, y vendiendo toda clase de mercancías no esenciales.
Por otra parte, el frecuentemente utilizado argumento de que la población más pobre no puede darse el lujo de permanecer en casa se utiliza por propios y extraños para justificar acelerar la reactivación sin ton ni son. Ya antes he argumentado que es una falsa disyuntiva tener que optar por cuidar la salud o impulsar la economía.
Para hacer las cosas peores, quien lleva la “estrategia” contra el Coronavirus a nivel federal ha desestimado el uso de cubrebocas, el privilegiar la sana distancia, el aplicar pruebas masivas y, ahora, hasta pide no confiarse en los termómetros para detectar la fiebre.
La Secretaría de Salud (SSa), informó que México superó los 220 mil contagios y 27 mil muertos por coronavirus Covid-19.
En la conferencia diaria de seguimiento del avance de la pandemia en territorio nacional, el director de Epidemiología de la SSa, José Luis Alomía, informó que este 29 de junio fueron notificados de 3 mil 805 nuevos casos confirmados de Covid-19, mientras que se sumaron otras 473 muertes.
En total, en lo que va de la pandemia suman 220 mil 657 los casos confirmados y 27 mil 121 los fallecimientos. De los más de 220 mil contagios acumulados, sólo 23 mil 289 se mantienen activos con síntomas en los últimos 14 días.
El sistema de Salud en México ha revisado 566 mil 602 personas con síntomas de coronavirus, de las cuales 279 mil 35 han dado un resultado negativo a la prueba de detección; mientras que 66 mil 910 se mantienen como “casos sospechosos” a la espera de diagnóstico.
La SSa reporta más del 59 por ciento de casos recuperados entre el universo de contagios confirmados, lo que equivale a que poco más 131 mil personas han superado el Covid-19.
En su exposición, José Luis Alomía destacó que del domingo al lunes el porcentaje de nuevas infecciones es de 1.8 por ciento, lo que representa la cifra más baja en meses. El funcionario precisó que si bien se debe esperar a la variación a darse a conocer mañana 30 de junio, pues muchas veces los fines de semana la velocidad de registro es más reducida, la baja constante de contagios es una señal positiva que deberá consolidarse durante las próximas semanas.
La media de edad de los casos confirmados es de 41 años, con 55 por ciento de contagios en hombres; mientras que en las muertes el promedio sube hasta los 61 años con 66 por ciento de ellas en sexo masculino.
Desde el punto de vista económico, la vuelta a la normalidad o el arribo a una nueva se vuelve un asunto crítico y urgente. Pero que todo anterior no sea excusa para trastocar las medidas de precaución en una actitud fatídica. Hoy, más que nunca echaremos de menos la educación cívica y el respeto a los derechos civiles tan ausentes en México. Estamos al filo de la navaja.

Previous Alfredo Barrera instaló comisión para regreso de la UAEM a actividades presenciales
Next 500 años de la Noche Triste: la gran derrota de los colonizadores