Redes «fantasma» provocan la muerte de 300 tortugas en Oaxaca.

Las tortugas golfinas se dirigían a costas oaxaqueñas para depositar su huevos. Murieron a causa de ahogamiento luego de quedar atrapadas en redes abandonadas por pescadores.

Desde el pasado 23 de octubre hasta el 26 de octubre, los cuerpos sin vida de 300 tortugas golfinas han llegado a costas de de la playa Morro Ayuta, perteneciente al municipio de San Pedro Huamelula, en las costas del Istmo de Oaxaca luego de haber quedado atrapadas en redes fantasma que son abandonadas por pescadores, y que además son ilegales.

Esta especie de tortuga es conocida como «Lepidochelys olivacea» o «tortuga golfina», que al igual que todas las demás, está clasificada en la categoría de riesgo de «en Peligro de extinción» (P), de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Inspectores federales y la responsable del Campamento Tortuguero Morro Ayuta, las 300 tortugas que aparecieron muertas eran hembras, por lo que se presume que se dirigían a la playa para anidar y depositar sus huevos.

La conclusión de la causa de muerte se basó en las características de los cuerpos, entre los que destacan que no tenían heridas evidentes, que los pulmones estaban llenos de agua y que estaban infladas, lo que indican que murieron en el mar, varias horas antes de arribar a la playa.

Ninguno de los animales tuvo la mínima posibilidad de sobrevivir, por lo que Los cadáveres de las tortugas fueron enterrados en la playa por personal de Profepa, Conanp y la Secretaría de Marina (Semar), así como por voluntarios de comunidades de Huamelula como Río Seco, Paja Blanca y Tapanala, a través del Proyecto Acciones de Reproducción y Conservación de la Tortuga Marina.

Botón volver arriba