Desde Argentina, Evo Morales critica el gobierno de Áñez, a pesar de que se le instó a no hacerlo.

 

Este viernes, durante su exilio en Argentina, el ex mandatario boliviano lanzó otra crítica al gobierno autoimpuesto de Jeanine Áñez, aún en contra de la solicitud del gobierno boliviano y argentino de que se abstuviera de intervenir en los procesos políticos de Bolivia. En su mensaje a través de redes sociales Morales destaca: «El gobierno de facto de Áñez, (Luis Fernando) Camacho y (Carlos) Mesa pretende volver al pasado. Hablan de privatizar y entregar nuestras empresas estratégicas a las transnacionales. Están preparando el retorno del FMI. El pueblo boliviano junto al Proceso de cambio luchó por recuperar nuestros RRNN».

Horas después de haber arribado al territorio argentino, Morales fue advertido y se le solicitó que tanto él como su comitiva dejaran de hacer política desde Argentina. El canciller argentino, Felipe Solá, había mencionado a Morales que podría reunirse con quien quisiera en el territorio argentino, pero que no podía opinar públicamente ni generarle ningún problema al gobierno argentino en ese sentido.

El ex mandatario boliviano llegó a territorio argentino, tras una escala en Cuba, acompañado de su exvicepresidente Álvaro García Linera, su excanciller Diego Pary Rodríguez, la exministra Gabriela Montaño y el ex embajador de Bolivia ante la OEA, José Alberto Gonzáles, entraron como asilados y pidieron de inmediato el estatus de refugiados.

Botón volver arriba