Pareja australiana recibe “milagro navideño” cuando un policía salva a su bebé de morir asfixiado.


Los hechos ocurrieron durante la noche de este 24 de diciembre en la estación de Policía de la ciudad de Northbridge, en el oeste de Australia, donde las cámaras de seguridad lograron captar el angustioso momento para la familia, que había acudido consternada por un objeto atorado en la garganta de su bebé, que obstruía su respiración.

Las imágenes muestran el momento en el que el padre y la madre ingresan a la comisaría desesperados con el infante en brazos en busca de alguien que los ayude. De inmediato, un uniformado de la dependencia entra en acción y realiza al bebé la maniobra de Heimlich y con unas palmadas consigue liberar sus vías respiratorias. Cabe destacar que la maniobra tiene sus ajustes cuando se trata de bebés o infantes de baja talla.

Después de algunos angustiosos instantes, el pequeño arroja finalmente el objeto que estaba en su garganta y es entregado de regreso a sus progenitores, a quienes los policías explicaron cómo aplicar los primeros auxilios en caso de emergencia.

Previous Cancillería denuncia acoso de policía en Bolivia
Next 150 casas son arrasadas por incendio en Chile