Un enigma la balacera en Cuernavaca


Nadie supo y nadie sabe nada, ni contra quién era el atentado.

El ataque ocurrido en pleno centro de Cuernavaca, Morelos, no fue dirigido en contra de los periodistas o comerciantes que se encontraban en el lugar, aseguró el fiscal de la entidad, Uriel Carmona. Además, dio a conocer que el saldo que dejó este atentado fue de dos muertos y dos lesionados y junto con el gobernador, Cuauhtémoc Blanco, lamentaron los hechos.
Lo que no dejaron en claro es contra quien o quienes iba dirigido el atentado, y como suele suceder siempre, se está investigando y aunque hay un detenido no se ha dicho nada sobre quién lo mando y a quién intentó matar, ello por no entorpecer las investigaciones.
Esto ocurrió durante una conferencia de prensa, donde el gobernador aseguró que se trabajará para conocer qué hay detrás de este ataque y reiteró su compromiso para acabar con la violencia y restituir la paz en el estado.
Un ataque a balazos en pleno centro de Cuernavaca causó la muerte de dos personas y dejó heridas a otras dos, entre ellas un camarógrafo de un medio de comunicación local.
Uno de los fallecidos fue el empresario y líder de la CTM de Morelos, Jesús García Rodríguez y, horas más tarde, se informó el deceso del líder de los comerciantes, Roberto Castrejón Jr., en el hospital General José G. Parres donde era atendido por sus heridas.
El atentado ocurrió cuando un grupo de comerciantes realizaba un bloqueo en la esquina de las calles Galeana y Gutenberg, en el centro de la capital de Morelos; en la protesta, los manifestantes exigían que se ponga orden al comercio ambulante que se multiplicó en el primer cuadro de Cuernavaca.
En el lugar estaban el secretario de Desarrollo Social, el ex árbitro profesional Gilberto Alcalá Pineda, quien ofrecía una entrevista sobre las gestiones que realiza el gobierno del estado para reordenar el comercio ambulante, cuando inició la balacera.
El camarógrafo René Pérez, se desconoce a dónde fu trasladado y cuál es su estado de salud.
Jesús García Rodríguez, empresario y líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Morelos, conocido como Don Chuy, encabeza a los comerciantes de las plazas Lido y Degollado. Él era padre de Juan Manuel García Bejarano, empresario que organizaba la feria de Cuernavaca en 2017, cuando fue asesinado en plena cabalgata de inauguración del evento.
Tras el ataque, policías persiguieron al presunto agresor, quien fue detenido.

Previous Así la justicia en México absuelve a Andrés Granier de toda culpa
Next Suman mexiquenses 16 medallas en primera etapa del taekwondo de la Olimpiada Nacional 2019