Tiendas sufren la peor baja desde hace 5 años


La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales de México (ANTAD) reportó que las ventas a tiendas iguales (que tienen más de un año de operación) de sus afiliados crecieron un 4.5 por ciento interanual en junio, en términos nominales. Este incremento representa el más débil para un sexto mes, desde la caída de 0.2 por ciento de junio de 2014.
La asociación que agrupa a tiendas como Soriana, Chedraui, Oxxo y Lacomer reportó que sus ventas a tiendas totales, (que incluyen a las que han abierto durante el último año) registraron un aumento de 8.7 por ciento.
Las ventas acumuladas al sexto mes de 2019 ascendieron a 638,600 millones de pesos. La ANTAD está formada por más de 59,300 tiendas con una superficie total de venta de estos establecimientos de más de 23.3 millones de metros cuadrados.
Cabe recordar que el indicador de ventas de la ANTAD se vio fuertemente afectada por la salida de WalMart de México, cuyas ventas significaban alrededor de 40 por ciento del total. Tras la salida de la minorista, la ventas de la ANTAD registraron uno de sus peores desempeños mensuales, con un crecimiento de sólo 0.6 por ciento en marzo de este año.
La confianza de los consumidores mexicanos se localizó en 44.2 por ciento durante el mes de junio, 0.6 puntos porcentuales menos que el mes inmediato anterior, pero 6.7 por ciento arriba del mismo mes de 2018, cuando se ubicó en 37.5 puntos.
Durante los últimos cuatro meses, el Indice de Confianza del Consumidor (ICC), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Banco de México ha mostrado descensos, pero no se asemeja a las cifras demostradas en años anteriores, como los descensos de 2014 a 2017.
En el sexto mes del año, el ICC mostró bajas en tres de sus cinco componentes: situación económica esperada dentro de 12 meses, respecto a la actual (-0.7 por ciento); situación económica del país dentro de 12 meses, respecto a la actual (-2.0) y posibilidades actuales para realizar compras (-1.5).
Esto quiere decir que la población encuestada observó que dentro un año la situación económica nacional será peor, pero se mostró optimista sobre las finanzas personales (0.1 por ciento) y nacionales (0.5) con respecto a 2018.

Previous Suspenden orden de captura contra Emilio Lozoya
Next Golpea SCJN a López Obrador con el tema de salarios