Lider HK: Todos deberíamos aprender de 1 año de protestas


A un año del inicio de las protestas antigubernamentales de Hong Kong, la líder del territorio semiautónomo chino dijo el martes que todas las partes deben aprender de las dificultades y de los momentos difíciles de los últimos meses.

“Todo el mundo tiene que aprender su lección, incluyendo el gobierno de Hong Kong”, dijo Carrie Lam a reporteros antes de una reunión semanal con asesores. “Hong Kong no puede soportar ese tipo de caos, y la gente de Hong Kong quiere un ambiente estable y pacífico para poder vivir y trabajar aquí felizmente”.

Lam no dio más detalles sobre las lecciones que deberían extraer.

La marcha por el centro de Hong Kong de hace un año fue el inicio de un movimiento prodemocracia que vio como los manifestantes irrumpían en el edificio de la legislatura y tomaban las calles cada fin de semana durante meses, incluso después de la retirada del polémico proyecto de ley que la motivó.

La protesta masiva del 9 de junio del año pasado se ha grabado en la memoria colectiva de los hongkoneses”, dijo el Frente Civil por los Derechos Humanos, que organizó el evento, en una publicación en Facebook el martes. “También marca el inicio de nuestra unión en la defensa de nuestra amada ciudad”.

A la hora de comer, los manifestantes se concentraron en centros comerciales para conmemorar el aniversario, mostrando carteles con el lema “Liberar Hong Kong” y cantando canciones protesta. Había convocatorias para más movilizaciones en la noche.

La policía cerró algunas calles y paseos anticipándose a las posibles protestas, y advirtió que los participantes en asambleas no autorizadas podrían ser condenados a hasta cinco años en prisión.

La marcha por el centro de Hong Kong de hace un año protestaba contra la propuesta de un proyecto de ley de extradición que habría permitido que residentes en la antigua colonia británica, que tiene su propio sistema legal, pudiesen ser enviados a la China continental para ser juzgados allí. Los organizadores dijeron que más de un millón de personas participó en esa marcha, mientras la policía estimó una asistencia de 240.000.

En ocasiones se produjeron enfrentamientos violentos entre manifestantes y agentes, provocando acusaciones de brutalidad policial y ampliando las demandas de los inconformes para una investigación independiente acerca del comportamiento de las autoridades.

Las protestas se calmaron por el brote de coronavirus registrado en la ciudad a principios de año, pero a medida que los contagios bajaron, los manifestantes regresaron a las calles para protestar contra la inminente ley de seguridad para el territorio y contra la recién aprobada norma que ilegaliza las ofensas al himno nacional chino.

Críticos y manifestantes alegan que la ley de seguridad nacional es un revés para el modelo “un país, dos sistemas” instaurado en 1997, cuando Gran Bretaña entregó Hong Kong a China, y que contempla una serie de libertades para la ciudad que no existen en el territorio continental.

Previous Suman más decesos de mexicanos en EU por Covid-19
Next Tren Maya será alimentado por Diesel, no por electricidad