La OTAN retira temporalmente sus tropas de Irak, tras las recientes amenazas entre EU e Irán.

 

Este martes la Organización del Tratado del Atlántico Norte ordenó retirar de manera temporal algunas de sus tropas en Irak por motivos de seguridad, luego de que la tensión entre Washington y Teherán escalara tras el asesinato del general iraní Qassem Suleimaní en Baghdad. Según un comunicado emitido por la organización, se están tomando todas las precauciones necesarias para proteger a la gente de la OTAN, incluyendo el reposicionamiento temporal de una parte del personal en diferentes localidades dentro y fuera de Irak.

De acuerdo con los medios, la retirada parcial comenzó con el traslado de un contingente croata a Kuwait. La medida se produce días después de que la Alianza Atlántica suspendiera los entrenamientos de los 500 soldados que mantiene en el país árabe. No obstante, la OTAN aseguró que mantendrá su presencia en Irak para evitar el retorno del movimiento terrorista del Estado Islámico.

Así mismo, este lunes, Alemania hizo lo propio al anunciar que trasladará «de inmediato» a 30 de sus 130 efectivos militares destinados en Irak a Jordania y Kuwait con carácter temporal. Por su parte, tres días después del asesinato de Suleimani, el Parlamento de Irak aprobó una resolución que pone fin a la presencia de tropas extranjeras en suelo iraquí y les prohíbe «usar su suelo, espacio aéreo o aguas por cualquier razón». En respuesta, el presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó con imponer al país árabe «sanciones como nunca antes han visto» en el caso de se concrete una retirada forzada de los militares del territorio iraquí.

Botón volver arriba