“Lo mejor para que haya agua es seguir sembrando árboles”: AMLO propuso sus propios programas como solución a sequías

Andrés Manuel López Obrador visitó la Península de Yucatán para supervisar los avances en el megaproyecto del Tren Maya, el cual comunicará a cinco estados de la república y marcará un precedente en distintas industrias productivas mexicanas, principalmente la turística.

A través de sus redes sociales, este domingo 2 de mayo, el presidente de México recomendó las ciudades mayas que se encuentran en ruinas para visitarlas como algunos de los puntos más destacados en la arqueología mexicana y planteó el resolver el abasto de agua en una de estas regiones.

“Estamos en el sitio arqueológico de Chicanná, en Xpujil, Campeche, en los límites con Quintana Roo, en la Península de Yucatán”, inició su discurso el jefe del ejecutivo federal cuando explicó el porqué de su visita. “Estamos supervisando la construcción del Tren Maya son 1,500 kilómetros de vías férreas para este tren que va a comunicar Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo”, agregó.

“Es una región bellísima por sus recursos naturales: el Golfo de México, el Mar Caribe con su color turquesa, pero sobre todo esta riqueza cultural artística en toda la región (señala las ruinas mayas) Aquí cerca está Calakmul, que es un sitio arqueológico maya espléndido, de lo mejor, es como Tikal, como Palenque, como Chichén Itzá, Tulum… son las grandes y bellas ciudades mayas por donde va a pasar, cuidando la naturaleza sin destruir sin afectar el medio ambiente, el Tren Maya”, explicó durante el video que fue publicado en su cuenta oficial de Twitter.

En ese sentido, el mandatario nacional destacó la proyección del Tren Maya respecto a la industria turística, pues descentralizaría la derrama económica en el norte de Quintana Roo y la repartiría en el sureste de México, una de las regiones más olvidadas históricamente hablando, donde la pobreza y el estado de marginación ha sido ignorado por generaciones.

“Para que los que nos visitan de otras latitudes, que llegan a Cancún como 15-17 millones de turistas extranjeros y se quedan sólo en el norte de Quintana Roo disfrutando del mar y del sol, puedan conocer internándose en el sureste de toda esta gran riqueza cultural, artística, arqueológica, única en el mundo”, argumentó.

Después, el politólogo de la UNAM, explicó un problema presentado en Xpujil, esto porque el abasto de agua comenzó a ser problema en una zona tropical.

“Nos quedamos a descansar aquí en Xpujil, porque tengo una reunión más tarde, porque antes no se padecía por la falta de agua. Y ahora el principal problema es que no hay agua en Xpujil”, aseguró, no sin antes aclarar que instrumentará al gobierno para que atienda el señalamiento y señalar la importancia de uno de sus programas sociales con visión ecológica y renovación de recursos en el sur de México.

“Vamos a atender esa necesidad. Claro que lo mejor para que haya agua es seguir sembrando árboles frutales, maderables, por eso la importancia del programa Sembrando Vida, ya no echar abajo la selva tropical como se hizo durante mucho tiempo de manera irracional, sino cuidar la naturaleza, cuidar nuestro medio ambiente”, cerró.

Cabe recordar que los megaproyectos de López Obrador se plantearon para beneficiar a diversos sectores. Por ejemplo, la refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Dos Bocas, Tabasco, ayudaría a la autonomía energética de la república; el Tren Transítsmico conectaría el Océano Atlántico con el Océano Pacifico para eficientar el traslado de mercancías; y el Tren Maya ayudaría a la reactivación económica a partir del turismo en el sur de México, aunado a esto, se promueve este servicio para transportar mercancías y movilidad ciudadana.

 

Botón volver arriba