HOSPITALES Y CREMATORIOS A PUNTO DE COLAPSAR EN EL CENTRO DEL PAÍS

Hallar camas disponibles para un paciente COVID es prácticamente imposible, hallar oxígeno para atenderlo en casa está a punto de serlo

Una mujer de 56 años que sufría los efectos del COVID-19 recobraba la conciencia intermitentemente mientras paramédicos la subían y bajaban de una ambulancia en una frenética búsqueda por una cama en los saturados hospitales en Ciudad de México.
Esa es una escena cada vez más familiar en la capital del país y en el vecino Estado de México, un área metropolitana con más de 24 millones de habitantes, pues el incremento de casos y muertes por coronavirus han llevado a los hospitales y a los trabajadores de la salud al borde del colapso.
En los nosocomios de Ciudad de México, el 89% de las camas generales y el 84% de las camas con ventilador están ocupadas, mientras que, en el Estado de México, la saturación llega a un 82% de las camas generales y a un 79% de las camas con ventilador, de acuerdo con datos oficiales.
Trabajadores de la salud aseguran que esas cifras son engañosas y la cruda realidad es que encontrar una cama disponible para quienes la necesitan desesperadamente se ha vuelto una hazaña que a menudo parece imposible.
Está semana México rompió récord de contagios diarios durante tres días consecutivos debido a que las reuniones durante la temporada navideña habrían impulsado la propagación del virus. En los últimos tres días, las autoridades han reportado más de 1,000 defunciones diarias.
La nación latinoamericana acumula hasta la fecha casi 1.5 millones de contagios y más de 131,000 decesos, el cuarto país con más muertes en todo el mundo.

Botón volver arriba