5,800 MUJERES Y 1,800 MENORES HAN SIDO ASESINADOS EN LO QUE VA DEL GOBIERNO DE AMLO


En los primeros 18 meses de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador han sido asesinadas 53 mil 628 personas en México, entre Niños, mujeres y hombres

Es el primer año y medio del actual gobierno federal en México fue el más violento en lo que va del siglo. La tasa de asesinatos duplica, por ejemplo, a la registrada en mismo periodo de Felipe Calderón, y es 55% más alta que con el expresidente Enrique Peña Nieto.
En los primeros 18 meses de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador fueron asesinadas 53 mil 628 personas en México, entre ellas, más de 5 mil 800 mujeres y mil 800 niños y adolescentes. En promedio, son casi 100 personas asesinadas todos los días en el actual sexenio.
Pero comparaciones más recientes también prueban el avance de la violencia en México. Los homicidios de hombres, mujeres y niños son más altos que en el año y medio previo a la llegada de AMLO. Y en este mismo sexenio, de 2019 a 2020, la violencia homicida sigue subiendo aun cuando desde hace rato se ubica en niveles récord.
En el que se prometió que sería el periodo de los “abrazos no balazos” y donde, según el presidente, “la guerra había terminado”, 7 de cada 10 asesinatos se han cometido con armas de fuego. Al menos 60% de los crímenes están vinculados con las actividades del crimen organizado y, sobretodo, con sus disputas territoriales.
Hay seis estados que concentran la mitad de los asesinatos, pero el epicentro de la violencia es Guanajuato, entidad donde los homicidios se han quintuplicado, y donde igual son asesinados policías, estudiantes, mujeres embarazadas y niños en ataques con armas y hasta con granadas.
Ni el despliegue de la Guardia Nacional, ni la legalización de las fuerzas armadas en la calle y la nueva estrategia de seguridad han evitado que la violencia crezca. Tan solo este año han sido asesinados policías, militares, jueces y también legisladores. El gobierno ha fallado en capturar a líderes criminales y a uno, el hijo de “el Chapo” Guzmán, tuvo incluso que liberarlo.
La violencia podría ser peor de lo que marcan los registros oficiales. Prueba de ello es la última actualización de las cifras de homicidios dolosos realizada el 20 de junio, donde “aparecieron” 172 homicidios en enero de 2020 que no fueron reportados en su momento, modificación que excede por mucho a los ajustes normales que mes a mes se hacen.
La estadística muestra lo siguiente: en los primeros 18 meses de este sexenio se han iniciado 44 mil 82 carpetas por homicidio doloso, una tasa de 35 casos por cada cien mil habitantes.
Dentro del propio periodo del gobierno presidente López Obrador también se aprecia un incremento de la violencia. Mientras que de enero a mayo de 2019 se registraron 14 mil 576 asesinatos, en el mismo lapso de este año ya van 15 mil 16 casos. La tasa pasó de 11.57 a 11.81 víctimas por cada cien mil personas.
Hay seis estados en donde se concentran prácticamente la mitad de los más de 53 mil asesinatos registrados con López Obrador. Guanajuato lidera la lista con 5 mil 745 víctimas en el periodo. Esto significa que tan solo en dicha entidad han ocurrido, al menos, 1 de cada 10 de los asesinatos reportados en todo México.
Le siguen el estado de México que suma 4 mil 337 víctimas de homicidio; Baja California con 4 mil 285; Jalisco con 3 mil 998; Chihuahua con 3 mil 856 homicidios dolosos; y Michoacán con 3 mil 271.
A nivel regional y municipal el gabinete de seguridad ha identificado 20 puntos en donde se registran las mayores tasas de violencia. Ahí se han enfocado los despliegues de la Guardia Nacional y de otras fuerzas de seguridad. Sin embargo y pese a ello, la violencia no cede.
De esos 20 puntos, en 12 ha crecido la tasa de asesinatos en 2020 en comparación con 2019. Hay casos dramáticos como el de Celaya, Guanajuato, donde la tasa se duplicó de 15 a 35.4 homicidios, o el de Zamora, Michoacán que se disparó de 12.4 a 42.3, o el de Cajeme, Sonora, que creció de 18.9 a 34.3.
El gabinete de seguridad estima que el 60% de los homicidios en México están ligados al crimen organizado, pero en las zonas de mayor violencia como Guanajuato o Jalisco, el cálculo es de hasta un 80%. La guerra por territorios entre grupos criminales es uno de los principales motores de esta violencia.
El gobierno ha implementado acciones para tratar de capturar a líderes de estos grupos pero han fallado.
En lo que de la otra mitad del año no se ve que esta violencia baje principalmente contra los sectores más débiles como son el infantil y el femenil, ya que como se está viendo que el interés del mandatario son las próximas elecciones y sus obras que pese a la pandemia del corona virus y la violencia en las últimas horas están dejando miles de muertes en territorio mexicano.

Previous Realiza JCA 93 convenios de modificación de condiciones de trabajo
Next Decenas de empleados de Volkswagen México dan positivo a coronavirus