Al menos una decena de misiles impactan contra una base iraquí que alberga tropas estadounidenses.


 

De acuerdo con un informe emitido este miércoles por el Ejército de Irak, la base militar de Taji, que cuenta con un contingente estadounidense, fue atacada por diez proyectiles explosivos iraníes, aunque de momento no se registran heridos. Ante la situación, el jefe del Mando Central de E.U., Kenneth F. McKenzie, declaró que Washington trasladará a Irak sistemas defensivos en el contexto de la tensión con Irán.

El ataque surge a poco más de dos meses de que iniciaran las tensiones en Medio oriente entre Estados Unidos e Irán, cuando las Fuerzas armadas estadounidenses acabaron con la vida del general iraní Qassem Soleimani, a principios de enero de este año. El conflicto cesó por un momento, ante las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Irán y la pandemia de coronavirus.

La base de Taji ya había sido atacada con anterioridad, el 14 de enero de este año, y ocho días seis días antes otra base había sido atacada con misiles.

Previous Fábricas en China comienzan a reabrir tras brote de Covid-19
Next Asciende a 827 el número de muertes causadas por el coronavirus en Italia.