Plan Anticrimen en 17 regiones del país, anuncia el Gobierno Federal


Democracia, cero corrupción y cero impunidad, principales reformas a la Constitución que impulsamos, señala el presidente López Obrador.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, admitió este martes que se desató la violencia en distintos puntos del país.
Por ese motivo, fue que durante la reunión de gabinete de este martes se tomó la decisión de ejecutar un plan anticrimen a lo largo de diecisiete regiones del país donde la delincuencia ha concentrado su actuar, principalmente en la comisión de homicidios.
Ante la persistencia de homicidios, de violencia, estamos aplicándonos a fondo. Hoy mismo decidimos llevar a cabo una acción en 17 regiones en donde se están cometiendo muchos delitos, el 35 por ciento de los homicidios en 17 regiones. Vamos a informales mañana, pasado mañana. Empezamos ya ayer en Tijuana, porque se desató la violencia en Tijuana, pero también así en otros estados”, comentó el mandatario.
En el caso del robo de combustibles, el presidente consideró que se tiene prácticamente controlado porque ha bajado considerablemente la práctica del huachicol y el abasto también se está normalizando en todo el país.
Sin embargo, sostuvo que la vigilancia a lo largo de los ductos de Pemex se mantendrá, así como el permanente monitoreo para evitar que alguna dependencia del gobierno o funcionario público entre en contubernio con el crimen.
Ahora estamos metiéndonos de lleno para pacificar al país y empezamos con estas 17 regiones”, agregó.
El presidente de México ratificó el compromiso de enfrentar a la delincuencia para regresar la paz y tranquilidad a los ciudadanos y confió en que las circunstancias de inseguridad en el país sean transitorias.
No es para vivir siempre así, sino que podamos salir adelante, resolver este problema de la inseguridad”, destacó.
El presidente dijo lo anterior al ofrecer toda su solidaridad y apoyo al periodista Daniel Blancas, del periódico La Crónica, quien en días pasados sufrió un secuestro en el estado de Hidalgo al realizar una investigación sobre el robo de combustible y quien durante la conferencia de prensa de este martes cuestionó al presidente sobre los esfuerzos que su gobierno para la protección de la actividad periodística.
El movimiento transformador que llegó al poder por la vía democrática impulsará tres reformas principales a nuestra Carta Magna para afianzar el cambio que exige la sociedad, sin perder el espíritu de la Constitución de 1917 que consagró derechos fundamentales como la educación básica, el derecho a la tierra, a un trabajo digno, o el dominio que tiene la nación sobre sus recursos naturales.
En el marco del 102 Aniversario de la Constitución de 1917, el presidente Andrés Manuel López Obrador exaltó los movimientos sociales que hicieron ver la luz a momentos históricos de transformación nacional encarnados en documentos rectores como la Constitución de 1824 que “fue una Constitución esencialmente federalista; es la que rige, la que define el camino a seguir de la primera República Federal”.
Ante titulares de los poderes Legislativo y Judicial, así como de los Ejecutivos locales, el mandatario agregó que el siguiente movimiento nacional dio pie a “la segunda Constitución, la de 1857, que podemos definir como la Constitución Liberal… su esencia es el liberalismo”.
Con la aparición del movimiento revolucionario de inicios del siglo XX, la Constitución de 1917 materializa la legalidad de prerrogativas que permanecen vigentes:
“Desde entonces se define que la educación tiene que ser pública, gratuita, obligatoria y laica. También es muy importante destacar que en el artículo 123 se definen los derechos laborales, todo lo relacionado con la justicia laboral.”
El jefe del Ejecutivo federal indicó que, aun cuando el artículo 27 constitucional es destacado por garantizar el derecho de los campesinos sobre la tierra, no debemos olvidar que “tiene algo que es fundamental: En el artículo 27 de la Constitución del 17 se decide sobre el dominio de la nación del suelo y del subsuelo, se decide que los recursos naturales son de dominio de la nación.
“Se dejó hasta el final la aprobación del artículo 27 y se estableció el dominio de la nación sobre los bienes del subsuelo sobre el petróleo, que es de la nación, no del Estado, mucho menos del gobierno. El petróleo es de la nación desde entonces.”
A una nueva transformación correspondería una nueva Constitución
Recordó que con el paso del tiempo nuestra carta magna ha sufrido entre 700 y 900 reformas. Ello, aunado a los tiempos de cambio que vive la nación, haría propicio el contexto para impulsar un nuevo Constituyente:
“Buscamos una nueva transformación y correspondería tener una nueva Constitución. Pensamos que no hay condiciones para eso, porque tenemos otras tareas que consideramos más importantes. Cuando entreguemos nosotros la estafeta para las nuevas generaciones, por qué no convocar a un nuevo Constituyente y elaborar una cuarta Constitución.”
Cero corrupción, cero impunidad y democracia
La apuesta del Gobierno de México, apuntó el mandatario, es lograr la legalidad en asuntos torales para la vida pública del país:
“En lo que a nosotros corresponde vamos a impulsar reformas que van en tres sentidos: Primero, que en la Constitución quede completamente definido el delito de corrupción, que no se hable de hechos de corrupción. Lo segundo, que no haya impunidad, que acabemos con la impunidad.”

Previous EN VOZ ALTA
Next Diputados buscan avalar prisión preventiva para 9 delitos