Todos los días asesinan un niño en México


La escalada de violencia que sufre México ha afectado de manera importante y desproporcional al sector infantil a través de su faceta más extrema como son los homicidios, ya que en promedio, 4 niñas, niños o adolescentes son asesinados cada día en nuestro país, según el nuevo informe global de Save the Children donde analiza la situación de este sector de la población en 176 naciones.
De hecho, según ese análisis, por tercer año consecutivo, México ha descendido en el ranking de evaluación sobre la seguridad de los niños al pasar puesto 93 al 96, situándose por debajo de países latinoamericanos como Cuba, Chile, Argentina o Perú, ya que se ha registrado un aumento del 8 por ciento de homicidios en la región contra menores de 18 años, incluyendo a nuestro país.
“Desde el año 2000, las tasas de homicidios, de niños y niñas aumentaron un 8 por ciento en la región, incluyendo a México”, afirma Nancy Ramírez, Directora de Incidencia Política de Save the Children.
De acuerdo a ese reporte denominado “Construyendo una vida mejor con la niñez” – publicado por Save the Children este 2019, la posibilidad de que un niño sea asesinado en México es mucho mayor que en países con conflicto armado, como Palestina o Siria, una nación que lleva nueva años en guerra y donde los peligros para la niñez han aumentado de manera alarmante y con ello el desplazamiento forzado de niños debido al conflicto.
Ramírez explicó que el descenso que ha registrado México en la posición de seguridad hacia las niñas, niños y menores de 18 años, no es casual. “Por tres años consecutivos nuestro país ha mantenido altos índices en embarazos adolescentes y ha registrado un incremento en los homicidios en personas menores de 18 años de edad”, afirmó
Save the Children reconoce que México tiene avances en la reducción de la mortalidad infantil, la desnutrición, la deserción escolar, el trabajo infantil y los matrimonios tempranos; no obstante—agrega–estos problemas siguen afectando desigualmente a la población que vive en zonas rurales o indígenas.
“Es más probable que una niña o niño indígena muera por enfermedades prevenibles, sufra desnutrición, no vaya a la escuela, trabaje desempeñando tareas peligrosas o sea obligada a casarse, si es niña o mujer adolescente. Es por ello que, a pesar de los avances, se deben redoblar los esfuerzos para llegar a las poblaciones que han sido históricamente marginadas y excluidas”.

Previous Ejecutan a hijo de ex presidente del PRI en Guerrero
Next Se desborda río en Jalisco; muere una mujer y tres están desaparecidas