Maduro ordena arresto para el grupo opositor y asegura que detuvo una operación terrorista liderada por Juan Guaidó y Leopoldo López.


 

Este domingo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que se activó una orden de arresto, durante el fin de semana, contra todos los involucrados en un macro-operativo terrorista, que calificó como “conjura sangrienta”, que fue revelado el sábado por las autoridades durante una ceremonia de aniversario de la Constitución venezolana. Pese a que en el momento, Maduro no se refirió de forma directa a los funcionarios sino a los integrantes del grupo en general, inmediatamente antes de su intervención acusó a López, llamándolo “monstruo fascista”, de estar detrás de la supuesta conspiración.

La conjura fue anunciada originalmente este sábado por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, quien informó que los organismos de seguridad habían desarticulado un plan terrorista encabezado por López (que en la actualidad está en calidad de huésped en la residencia del embajador español en Caracas), Guaidó y el Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque. Según Rodríguez, los participantes de la operación pretendían atacar dos cuarteles militares este domingo, así como generar acciones violentas en seis estados.

Maduro complementó los datos este domingo y agregó que dichos ataques iban a tener lugar «en varias ciudades del país para provocar un baño de sangre militar, popular y ensombrecer y bañar de sangre las navidades y las festividades del pueblo de Venezuela en este 2019». Guaidó y López son las principales cabezas del grupo y partido opositor en Venezuela, que busca desde hace ya mucho tiempo frenar la posesión de poder de Maduro.

Previous Al menos seis muertos tras el fuerte terremoto que sacudió Filipinas.
Next 43 muertos por ataque de rebeldes en Congo