México se bate entre la crisis sanitaria y la de seguridad


Hay más de 55 mil policías en activo sin control de confianza, entre ellos casi 25 mil reprobados. En tanto el promedio de homicidios en abril supera a marzo, pese a contingencia y despliegue militar.
México se bate entre la crisis sanitaria y la de seguridad. Mientras el Gobierno federal autorizó a estados y municipios reprogramar el uso del fondo anticrimen para comprar cubrebocas y artículos de protección médica para policías, el país registra en abril una nueva escalada de violencia homicida, a la que hay que enfrentar con policías cuya evaluación sigue incompleta.
Tan sólo en el fin de semana de festividades religiosas, del Jueves Santo al domingo, se registraron 364 asesinatos. Con ello el promedio diario de homicidios en la primera mitad de abril asciende a 84.4 casos, superando los 83.4 de marzo que hasta ahora es el mes con más asesinatos en el actual sexenio, según el informe de seguridad que publica diariamente la Secretaría de Seguridad federal.
Para intentar frenar e investigar esta violencia, los estados y municipios cuentan con 344 mil 364 policías, pero el 16 por ciento de éstos– más de 55 mil – no cuentan con un certificado vigente que hoy avale que tienen las aptitudes para ello y son confiables. Es un requisito legal obligatorio que se está incumpliendo.
Esto cobra relevancia luego de que el fin de semana, el Gobierno federal anunció un acuerdo a través del cual autoriza a estados y municipios a utilizar los recursos federales originalmente etiquetados para prevenir el delito y fortalecer a policías, en compras de insumos sanitarios.
Se trata de los fondos denominados FASP y FORTASEG a los que este año se etiquetaron casi 12 mil millones de pesos. El Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad detalló que las partidas que inicialmente serán afectadas de esos fondos son las destinadas a los procesos de certificación y control de confianza, así como los destinados a los programas de prevención social de la violencia.
Los recursos que se habían destinado para 2020 en materia de evaluación y certificación policial buscan apoyar a los estados no sólo en la evaluación de nuevos reclutas sino, a su vez, en examinar a los que faltan y están en activo y concluir así la depuración de los agentes que se consideren como no aptos.
La actualización oficial con corte al mes de febrero de los procesos de certificación y evaluación publicada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arroja que en el país hay 334 mil 364 policías en activo en el país, entre agentes estatales, municipales, ministeriales y de reclusorios.

Previous Falleció el ex gobernador del Edomex, Ignacio Pichardo Pagaza
Next Martes: el día más letal para México por Covid-19 con 74 fallecimientos