GERTZ MANERO AMAGA CON ENTABLAR JUICIO INTERNACIONAL CONTRA LA DEA


El titular de la FGR aseguró que es necesario saber por qué perdonaron a Cienfuegos hasta después de su detención.

En una acción inusitada, a pesar de que hay documentos que prueban lo contrario, Alejandro Gertz Manero aseguró en un tour de medios que Estados Unidos liberó a Cienfuegos porque era inocente.
El titular de la Fiscalía General de la República, se dio a la tareas este martes de repartir mentiras y verdades a medias para defender la exoneración del general retirado Salvador Cienfuegos, acusado de nexos con el narcotráfico por personal de la DEA, a quienes el funcionario mexicano calificó de “locos” y dijo que no podía calificarlos de pendejos… “todavía”.
En la primera de una larga serie de entrevistas, Gertz Manero aseguró que México siguió los pasos del gobierno de Estados Unidos, que retiró los cargos contra el ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional y lo declaró inocente. “Ellos lo pusieron en libertad, ellos lo consideraron inocente, ellos retiraron los cargos”.
Sin embargo, un documento redactado por la Corte del Este del Distrito de Nueva York – donde se llevaba el caso contra el general retirado –, y fechado el 17 de noviembre de 2020, dice lo contrario.
Ese día el titular de esa corte, Seth DuCharme, comunicó a la jueza Carol B. Amon que el Departamento de Justicia de Estados Unidos solicitaba el retiro de los cargos contra el general Salvador Cienfuegos, porque preferían no dañar la relación con el gobierno de México – que había protestado por el arresto – y no porque creyeran inocente al militar.
“Como nuestro gobierno explicó previamente a la Corte, la evidencia en el caso contra Salvador Cienfuegos es contundente y el acusado fue investigado y acusado de acuerdo con los principios de investigaciones federales… sin embargo, como un asunto de política exterior y en reconocimiento a la fuerte relación binacional entre México y Estados Unidos, y en el interés de demostrar que estamos unidos contra cualquier tipo de criminalidad, incluyendo el tráfico de drogas por cárteles mexicanos, el gobierno de Estados Unidos retirará los cargos criminales contra el acusado para una investigación en México y el potencial arresto del acusado”, se lee en la tercera hoja del oficio estadounidense F. #2018R01833.
A pesar de que en la Fiscalía General de la República conocen bien el documento, que es público, Alejandro Gertz Manero insistió en medios nacionales en la mentira de que el gobierno de Estados Unidos admitió no tener pruebas sólidas.
“¿Qué sentido lógico y jurídico puede tener que una investigación que se tardó 8 años, un día los acusadores de repente dicen ‘no, no tenemos nada en contra’, lo ponen en libertad absoluta y nos los mandan para México?”, dijo Gertz Manero.
Pero esa mentira la repitió el fiscal general de México varias veces e, incluso, añadió una verdad a medias, insultos y amenazas a la agencia antidrogas de Estados Unidos.
Cuestionado sobre por qué la Fiscalía General de la República no inició su propia investigación alrededor de Salvador Cienfuegos inmediatamente después de conocer su detención en California, Estados Unidos, el pasado 15 de octubre, Alejandro Gertz Manero dijo que la dependencia a su cargo no podía iniciar un expediente porque nadie había denunciado al militar de alto rango.
“La Fiscalía no puede iniciar por su cuenta (una investigación). Tiene que haber una denuncia con datos de prueba”, aseguró el fiscal Alejandro Gertz Manero para justificar que la FGR sólo se movió hasta que recibió las evidencias recogidas por Estados Unidos.
Esta aseveración es engañosa. En México, la persecución de los delitos se divide en dos tipos: por querella y por oficio. La primera categoría corresponde a delitos que necesitan de una denuncia ante el ministerio público para ser investigados, como lesiones que no ponen en peligro la vida; la segunda es para delitos que no requieren denuncia, como un homicidio… o actividades del crimen organizado.
Incluso, defendió que en sólo dos meses sus subalternos desestimaran el expediente armado durante dos años por la DEA, a quienes calificó de “locos” e, incluso, adelantó que el gobierno mexicano podría entablar un juicio contra la agencia antidrogas de Estados Unidos por haber “fabricado” un caso contra un alto militar.
Su tour de medios acabó cercano a un espíritu combativo: “El chiste es darme en la madre, pero ¡no, hombre! Yo no me voy a dejar”, dijo Alejandro Gertz Manero. Y poco después colgó el teléfono.

Previous La sexta tormenta invernal y dos frentes fríos golpearán a México
Next Llegó a México desde Argentina el principio activo para la vacuna Oxford-AstraZeneca