Congreso de la CDMX pide informe sobre casos de Covid-19 entre reos de penales

A la fecha, no existe certeza de las cifras de contagio y casos sospechosos que ha dejado el coronavirus en los centros de reclusión de la Ciudad de México.

Por unanimidad, el pleno del Congreso de la Ciudad de México, solicitó al Gobierno local presente un informe sobre el número de internos, hombres y mujeres, así como sus familiares y personal de custodia y administrativo, que hayan resultaron infectados por coronavirus, debido a que no existe registro sobre la población de este sector que resultó afectado por la enfermedad.
A través de un punto de acuerdo, promovido por el diputado local de Morena, Alfredo Pérez Paredes, refiere que la CDMX cuenta con 13 Centros de Reclusión para adultos, 11 para hombres y 2 para mujeres, cuya población penitenciaria total es de 25 mil 324 personas confinadas; 23 mil 982 son hombres y mil 342 son mujeres.
Pérez Paredes destacó que extrañamente, el “último comunicado oficial por parte de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, informó que cuatro personas de recién ingreso, resultaron positivas en el filtro de detección del Covid-19: una en el Reclusorio Preventivo Oriente y tres en el Norte”, según el reporte de la Secretaría de Salud.
Sin embargo, acusó, a la fecha no existe certeza de las cifras de contagio y casos sospechosos que ha dejado el coronavirus en los centros de reclusión de la Ciudad de México, el cual debe tener un actual seguimiento para evitar futuras propagaciones de Covid-19.
Expuso que debido al hacinamiento y a las condiciones de salud e higiene de los centros penitenciarios capitalinos, las personas confinadas están en un estado de vulnerabilidad frente a la pandemia que actualmente azota a la humanidad, lo que exige darle la importancia y atención para evitar contagios.
Destacó que los centros penitenciarios no están exentos de los contagios por la pandemia, por la fluidez de personas y objetos que ingresan, por lo que es importante estar atentos a cualquier alerta que indique que estos centros se conviertan en focos rojos por contagios de coronavirus.
“Sabemos que la población que está confinada en estos centros penitenciarios, la mayoría está en una situación de mayor vulnerabilidad ante un posible contagio con padecimientos, como diabetes, enfermedades crónico-degenerativas, VIH y personas de la tercera edad”, señaló el morenista.
Por ello, insistió, es menester tomar las medidas necesarias para proteger y respetar el derecho humano a la salud y la vida de las y los internos en los centros de reclusión, así como de las niñas y niños que viven con sus madres, de las y los custodios y de las personas que laboren en estos centros.
Añadió que la población de niños y niñas que vive dentro de estos centros, suele tener contacto con sus familiares que están en libertad, siendo este un problema que puede causar el traslado del Covid-19 entre las y los familiares, así como de los niños que viven con su madre dentro del penal.

Botón volver arriba