Amazon recibe una multa histórica de 888 millones de dólares en la Unión Europea

La sanción en contra de tecnológica se debe a su implicación en un caso de violación a las reglas de protección de datos del bloque europeo.

Las malas noticias llegaron para Amazon tras la presentación de su informe trimestral, pues el gigante del comercio electrónico recibió una multa récord de 888 millones de dólares por violar las estrcitas reglas de protección de datos en la Unión Europea.

La decisión de la Comisión Nacional de Protección de Datos de Luxemburgo (CNPD), fue tomada el 16 de julio y en ella acusó a la empresa de que su procesamiento de datos personales no cumplía con el Reglamento General de Protección de la Unión Europea (GDPR).

Amazon señaló al respecto que la determinación por parte del órgano regulador “no tiene fundamento”. Incluso detalló que “no ha habido filtración de información y ningún dato de los clientes ha sido expuesto a algún tercero (…) Estamos totalmente en desacuerdo con el fallo de la CNPD”.

En caso de concretarse, ésta sería la multa más grande en la historia de la ley de protección de datos de Europa, pues desde que las reglas del GDPR entraron en vigor, en mayo de 2018, se permite a los organismos de control imponer multas de hasta el 4% de las ventas globales anuales de una empresa. Los ingresos reportados de Amazon para 2020 fueron de 21,300 millones de dólares.

Antes de este caso, la multa más grande que se había registrado fue hacia Google por 50 millones de euros emitida por la CNIL de Francia. Hasta el momento, la CNPD no ha dado una postura pública respecto a su determinación y en la respuesta de Amazon no se especifica cuáles son sus prácticas que están siendo revisadas.

Cabe mencionar que las investigaciones en torno a esta caso iniciaron debido a una queja del 2018 presentada por el grupo francés La Quadrature du Net, el cual interpretó la decisión de la CNPD como “un primer paso para ver una multa que sea disuasoria, pero debemos estar atentos y ver si la determinación también incluye una orden judicial para corregir el comportamiento infractor”.

Pero este no es el único caso de esta naturaleza para Amazon, pues en noviembre de 2020, los comisionados de la UE acusaron que la compañía hacía mal uso de datos no públicos para competir con otros vendedores en Francia y Alemania.

Además, la empresa ha sido objeto de críticas por presuntamente acumular datos de sus usuarios tanto en su sitio como en su asistente digital Aleza, entre los que destacan los historiales de navegación y compra para que la compañía tenga la posibilidad de dirigir la publicidad de una forma más directa.

Otro de los asuntos por los cuales también ha sido investigada tiene que ver con asuntos monopólicos y cómo el uso de los datos que recopilan pueden favorecer injustamente a los vendedores en su plataforma sobre otras.

Estos problemas, como era de esperarse, también se han replicado en Estados Unidos. Incluso en 2019, la Campaña por una Infancia sin Comerciales y el Centro para la Democracia Digital, junto con otros grupos, presentaron una denuncia ante la Comisión Federal de Comercio bajo el argumento de que Echo Dot Kids Edition violó los derechos de privacidad de los niños al recopilar datos sin el consentimiento verificable de los padres.

Si bien Amazon se debe enfrentar a estas disputas legales, su crecimiento se ha mantenido en lo que va del año, pues entre abril y junio logró crecer un 27%, lo que significó una ganancia de 113,100 millones de dólares en ventas de productos y servicios, mientras que Amazon Web Services logró un crecimiento del 37%, es decir, generó ingresos por 14,800 millones de dólares.

Botón volver arriba