Autoridades chinas arrestan a hombre por rociarse combustible y atarse petardos al cuerpo, luego de que le cancelaran su fiesta de cumpleaños.

 

Se trata de un residente de la ciudad de Chonngqing, quien había planeado un enorme banquete con unas 10 mesas para celebrar su cumpleaños número 59 el pasado 28 de enero. Pero las autoridades de la ciudad pusieron fin a sus planes acatando el protocolo de prevención sanitaria que fue decretado en el territorio chino desde el aumento en el número de infectados por coronavirus en el país asiático. Ante los hechos, el hombre roció su cuerpo con un líquido inflamable y ató una serie de petardos a su cintura, colocándose cerca de un mechero, por lo que los oficiales procedieron a arrestarlo.

Como resultado, los funcionarios presentaron cargos en su contra por comportamiento desordenado, aunque de momento se desconoce qué tipo de sanciones enfrentaría de ser declarado culpable.

Los controversiales sucesos tienen lugar luego de que las autoridades chinas prohibieran todo tipo de reuniones numerosas mientras intentan frenar la propagación del virus, que ha infectado a 44.650 personas y se ha cobrado la vida de 1.115 en ese país, mientras que una persona más falleció el pasado 1 de febrero en Filipinas.

Botón volver arriba