Criminal mercado negro de las pruebas COVID-19: hasta 1,000 pesos por un falso negativo


El Consejo Mexicano de Empresas de Diagnóstico Mexicano (COMED) reveló que se ha detectado la venta de pruebas de falsos negativos al COVID-19 en redes sociales, las cuales se venden entre 800 y mil pesos, situación que temen se agrave durante la temporada de Semana Santa.

De acuerdo con estimaciones de la empresa, el 20% de las pruebas de COVID-19 son falsas.

“Al ser una actividad clandestina no tenemos estadísticas, las venden por Facebook o Instagram; es decir, el contacto se da por las redes sociales. Hay distintos laboratorios que se han visto falsificados, el más ha sido El Chopo. Con un costo de entre 800 y 1,000 pesos, hasta donde sabemos”, señaló Guillermo Maynez Gil, director general del COMED al diario El Financiero.

Para evitar la falsificación de resultados negativos de pruebas COVID-19, Genobank.io y el COMED, que agrupa a los 62 laboratorios de análisis clínicos más importantes del país, establecieron una alianza para certificar las pruebas de detección de SARS-CoV-2, con tecnología blockchain, datos ‘tokenizados’ y firma criptográfica que se resguardarán en un Código QR, inmutable e inalterable que podrá verificarse a nivel mundial.

“Estos códigos QR lo que resuelven es que la persona que tiene la autoridad u obligación de revisar los documentos lo podrá hacer en dos segundos, de otra forma se verifica con llamadas telefónicas o correos, y eso lo hace totalmente ineficiente”, expuso por su parte Daniel Uribe, cofundador y director general de Genobank.

Maynez Gil exhortó por la importancia del cumplimiento de la NOM-007-SSA3-2011 para evitar la venta indiscriminada de pruebas rápidas que no cumplen con las disposiciones de embalaje, transporte, procesamiento y lineamientos de seguridad para la toma de muestras.

“Hay una norma oficial mexicana que dice cómo se deben tomar las pruebas de análisis clínico, porque son sustancias biológicas que requieren un manejo especial. Es como si te vendieron un kit para hacerte una prueba sanguínea en casa. La gente está incurriendo en un riesgo de tener un resultado falso, no por mala fe, sino por ignorancia”, alertó.

Reveló que en próximas semanas se firmará un convenio de colaboración con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para que sea los laboratorios de COMED los que certifiquen las incapacidades laborales por COVID-19.

La exigencia de tener resultados negativos para poder viajar o incluso, para trabajar, ha propiciado la generación de este mercado negro.

Las primeras pruebas de este tipo fueron detectadas en Cancún. Un reportaje reveló que los “coyotes” se acercan principalmente a los turistas internacionales para ofrecer los tests apócrifos, hechos a la medida y vendidos a 800 pesos.

Pero además, a través de un grupo de Facebook se promociona el servicio “rápido y barato”. Dan consejos y dicen que no es necesario que la persona se someta al “hisopado ni nada”.

Cuando el contacto se comunica a través de WhatsApp le dicen que solo requieren el nombre completo, fecha de nacimiento y salida del vuelo. Brinda un número de depósito para los 800 pesos y tras ello procede a emitir el documento el cual cuenta con un folio, número de cliente, código de barras e incluso está avalado por un químico de un hospital privado localizado a 15 minutos de la zona hotelera de Cancún.

 

Previous Benzemá enfrenta juicio, podría ir preso por 5 años
Next Se reaviva incendio en el Pedregal