ADIÓS AL FONDO DE DESASTRES NATURALES

La medida fue publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), quedando así abrogadas las reglas generales del Fonden establecidas el 3 de diciembre de 2010.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dejó sin efecto este martes el acuerdo por el cual se emitieron las reglas generales del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), con lo que el fideicomiso quedó oficialmente extinto.
La medida fue publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), quedando así abrogadas las reglas generales del Fonden establecidas el 3 de diciembre de 2010.
La SHCP señaló que emitirá “disposiciones específicas que establezcan y regulen los mecanismos presupuestarios que permitan el adecuado ejercicio de los recursos” para llevar a cabo acciones preventivas o ejecutar programas y proyectos para atender los daños ocasionados por fenómenos naturales, “y para que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana establezca el marco normativo para la conducción y ejecución de las políticas y programas para la prevención, auxilio, recuperación y apoyo a la población en situación de desastre”.
El Fonden fue creado en 1996 como un instrumento financiero para apoyar a a los estados, las dependencias y entidades federales en la atención y restauración de los daños ocasionados por fenómenos naturales, siempre que la magnitud de éstos superara su capacidad financiera de respuesta.
El 21 de octubre de 2020, el Senado de la República aprobó la extinción de 109 fideicomisos, entre ellos el Fonden, para que el gobierno federal obtuviera 68 mil 400 millones de pesos adicionales en el presupuesto de 2021, propuesta enviada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador al Congreso.
El entonces secretario de Hacienda, Arturo Herrera, afirmó un día antes de la extinción de los fideicomisos que el Fonden no tenía recursos, pero sí una deuda por 13 mil 123 millones de pesos.
Según explicó, el fideicomiso que tenía el Fonden, al último día agosto de 2020, ascendió a 4 mil 911 millones de pesos en su cuenta, pero señaló que por los huracanes anteriores y por los sismos de 2017, presentaba pasivos por 18 mil 34 millones de pesos, lo que lo dejaba con una deuda de 13 mil 123 millones de pesos.
Previo a ello, el 7 de octubre de 2020, el presidente López Obrador aseguró que el Fondo de Desastres Naturales era la “caja chica” de funcionarios y empresarios para realizar sus negocios.
“Hay elementos suficientes para sostener que (el Fonden) era una ‘caja chica’ -bueno, ni tan chica- para funcionarios que compraban de todo aprovechando que había una emergencia. Hay gente que vivía de venderle a Gobernación, de venderle al Fonden, que hacían jugosos negocios”, criticó López Obrador.

Botón volver arriba