Transporte queda rezagado en el tema de reducción de contaminación


CIUDAD DE MÉXICO, 26DICIEMBRE2016.- Algunas rutas ya comenzaron a utilizar las paradas del Centro de Transferencia Modal (Cetram) Chapultepec, esto a pesar de que sus obras no han concluido. FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM

Los vehículos pesados que usan diésel como tractocamiones y autobuses de pasajeros los que mayor cantidad de partículas finas conocidas como PM2.5 emiten a la atmósfera.

El gobierno de la Ciudad de México registra un avance de 65 por ciento en el cumplimiento de las 98 acciones establecidas en el Programa para Mejorar la Calidad del Aire en la Zona Metropolitana del Valle de México 2011-2020 (ProAire), sin embargo arrastra un rezago en áreas de alta prioridad para reducir la contaminación como son el transporte público y de carga.
De acuerdo con el Sistema de Seguimiento de ProAire de la Secretaría del Medio Ambiente, a la fecha se han concluido 63 acciones y 35 están en desarrollo con diferentes porcentajes de avance. Entre estos está la “renovación de vehículos a diésel con sustitución de motores y adaptación de sistemas de control de emisiones” que registra 52% de avance.
En el Inventario de Emisiones 2016 de la Secretaría del Medio Ambiente –el más reciente disponible- se alerta que son precisamente los vehículos pesados que usan diésel como tractocamiones y autobuses de pasajeros los que mayor cantidad de partículas finas conocidas como PM2.5 emiten a la atmósfera.
De las cinco mil 142 toneladas de PM2.5 que se emitieron en 2016, el 36 por ciento provinieron de tractocamiones (mil 10 toneladas) y autobuses (864 toneladas). Aunque los 148 mil 584 vehículos a diésel ubicados en el Inventario representaron apenas el 6 por ciento de la flota vehicular, aportaron además el 38 por ciento de los óxidos de nitrógeno, identificados como agentes cancerígenos.
Entre las acciones implementadas para cumplir con la “renovación de vehículos a diésel” fue la instalación de filtros de partículas (retrofit) en autobuses de 10 años de antigüedad de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP), sin resultados conocidos hasta ahora. De hecho la mayoría de las unidades del Metrobús también son a diésel.
La renovación de la “flota vehicular de transporte de pasajeros de baja, mediana y alta capacidad” tiene un avance de apenas 55 por ciento. Si bien la administración anterior sacó de circulación nueve mil unidades viejas y prohibió la entrega de nuevas concesiones para microbuses, siguen en operación cerca de 12 mil microbuses y autobuses obsoletos.
La acción 38 que tiene como objetivo “promover el servicio de transporte de personal en la ciudad también registra 55 por ciento de avance.
El sitio de seguimiento al ProAire reporta solamente una prueba piloto de un llamado “Plan Empresarial de Movilidad Sustentable”, del que hasta el momento se desconocen los resultados y al que no se le dio continuidad.
Aunque con más avance, pero también trunca está la acción “crear instrumentos que fomenten el uso de vehículos híbridos y eléctricos”, con un 73 por ciento.

Previous Este fin de semana concluyen las actividades Semana de Yucatán en la CDMX
Next Serán reubicados 113 mil 863 mandos y enlaces por “austeridad republicana”: SFP