Gaschicol, el nuevo y millonario “negocio” del crimen organizado


El Gaschicol, mejor conocido como el huachigas, es el nuevo “negocio” millonario que liderean los cárteles del narcotráfico en México.
De acuerdo con Petróleos Mexicanos, se trata de una forma de extraer ilícitamente el gas de los ductos de la empresa productora.
Según datos recabados, por BBC News en México, de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado (Amexgas), el robo de este tipo de combustible lleva 10 mil millones de pesos, es decir, alrededor de 670 millones de dólares.
En tanto, información de consultoras en los diez meses que lleva este 2019 han detectado 516 tomas clandestinas para extraer Gas Licuado de petróleo (LP). A comparación, el año pasado registraron 215 sitios de extracción ilegal.
Hay que enfatizar que esta nueva forma de robar a Pemex es la más peligrosa y sigue considerandose como un delito grave que el presidente de México hizo evidente en su conferencia de prensa mañanera.
“Últimamente se nos está presentando lo del robo en gas, que es muy riesgoso.
Todo lo que es robo de combustible es delito grave, no se alcanza fianza. ¿Por qué digo esto? Porque se sigue deteniendo a personas”, dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
Las personas que se dedican a robar ese gas, utilizan lugares muy cercanos a zonas densamente pobladas con escasas o hasta nulas medidas de protección.
De ahí, distribuyen la mercancía en cilindros para vender casa por casa o para autobuses que usan ese combustible.
Tan estructurada y millonaria es este nuevo método de robar que ya se ha formado un mercado negro que llega a alcaldías conurbadas de la Ciudad de México o municipios de Puebla e Hidalgo.

Previous Imparable la ola de violencia en México, en las últimas horas se reportan 27 muertos
Next Se suicida lanzándose al metro