Discrepan SEDENA y Durazo por peligrosidad de Chihuahua y Sonora


La Secretarías de la Defensa Nacional y de Seguridad Pública y Protección Ciudadana discreparon sobre la peligrosidad del área.
“Por su ubicación, es históricamente una zona de tensión entre grupos criminales”, aseguró Alfonso Durazo, titular de la SSP, y añadió: “No por los eventos de ahora, sino por la información de inteligencia y el acopio histórico de datos sabemos de grupos que se han venido confrontando en este espacio territorial, en la línea divisoria entre Sonora y Chihuahua”.
En contraste, Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor de la Sedena, refirió:
“Teníamos muy escaso personal en ese punto, no se habían tenido referencias en meses anteriores; las necesidades de proporcionar seguridad, tanto por la Guardia Nacional como por las tropas regulares del Ejército, se orientan generalmente a las áreas de conflicto; y a ésta no la teníamos referenciada como tal, por eso la presencia de tropas de las dos instituciones era escasa”.
El general anunció, ahora sí, un despliegue de efectivos en el cinturón afectado: 100 guardias nacionales y 525 soldados; éstos últimos se suman a mil 700 militares distribuidos en Sonora y Chihuahua.
El responsable de las maniobras en el área limítrofe señalada será el comandante de la guarnición militar de Agua Prieta.
“Tenemos el compromiso de cerrar ya la acción, para completar estos elementos y valorar si requerimos mover más para fortalecer”, indicó Mendoza.
En total habrá 15 grupos de despliegue, los cuales incluyen Bavispe, San Miguelito y La Morita, tres de los puntos por donde transitaron las familias embestidas. Catorce de las agrupaciones fueron ubicadas en el territorio fronterizo de Sonora y sólo una en Janos, puerta de entrada a Chihuahua, en sintonía con la ruta planeada por las víctimas para cruzar hacia Estados Unidos.

Previous SCJN valida matar en legítima defensa en Veracruz, Baja California y Nuevo León
Next México avanza con nuevo marco legal, afirma presidente López Obrador